viernes, 24 de septiembre de 2010

Domingo 26 del T.O.,ciclo C: LOS NUEVOS LÁZAROS


Como continuación del tema del tema del domingo pasado, que nos hablaba de la justicia, hoy el señor en el Evangelio habla de una de las ramas de esta virtud, que se llama la JUSTICIA SOCIAL. Esta pretende defender el bien común de todos los hombres, los derechos fundamentales del ser humano. Son muchos: el derecho a la vida, el derecho a una vivienda digna, el derecho a la educación, a la comida, al vestido, etc. Todos estos derechos son exigencias de la dignidad de la persona humana. Cuando estos derechos no se tienen en cuenta surge la pobreza en sus distintas manifestaciones.

La pobreza es una situación o forma de vida que surge como producto de la imposibilidad de acceso y/o carencia de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas humanas que inciden en un deterioro del nivel y calidad de vida de las personas. Puede ser descrita o medida por convenciones internacionales, aunque pueden variar los parámetros para considerarla.



Un intento de definición responde al hecho de que la pobreza debe ser vista como el resultado de un modelo económico y social, ejercido y aplicado en un territorio y tiempo determinado, por los diversos agentes económicos y políticos, que producen en la sociedad sectores excluidos de los beneficios totales o parciales del modelo en ejecución. A estos sectores excluidos de tales beneficios los llamamos generalmente pobres o más genéricamente como parte de la pobreza existente.



La pobreza no es pues una causa que deba ser tratada como tal para combatirla, es el resultado de procesos complejos y extendidos en el tiempo, que son difíciles de apreciar a simple vista y que requieren investigación sostenida para lograr su comprensión antes de plantear cualquier intento de terminar con la pobreza.

Estamos acostumbrados a oír hablar de pobreza y ya no nos dice nada, y mientras tanto esta sigue aumentando, los hombres siguen padeciendo, y un tanto por ciento muy elevado mueren cada día a causa de ella.



+Datos Alarmantes:



Más de 1.200 millones de seres humanos no tienen acceso a agua potable

1.000 millones carecen de vivienda estimable

840 millones de personas mal nutridas

200 millones son niños menores de cinco años

2.000 millones de personas padecen anemia por falta de hierro

880 millones de personas no tienen acceso a servicios básicos de salud.

2.000 millones de personas carecen de acceso a medicamentos esenciales.



Niveles de pobreza: Hay dos definiciones básicas distintas:



-Pobreza absoluta cuando ciertos niveles mínimos de vida, tales como nutrición, salud y vivienda, no pueden ser alcanzados.

-Pobreza relativa cuando no se tiene el nivel de ingresos necesarios para satisfacer todas o parte de las necesidades básicas, en comparación con otros del entorno.

-Umbral de pobreza que viene definido como la línea fijada en un dólar diario por persona, cantidad que se considera suficiente para la adquisición de productos necesarios para sobrevivir.



El Día Mundial para la Erradicación de la pobreza se celebra el 17 de octubre.

El Evangelio de hoy nos invita a mirar a nuestro lado y descubrir a tantos Lazaros que mendigan, sin decir nada, un poco de ayuda, algo de lo que nos sobra, una mirada de comprensión, una mano amiga. Siempre podemos dar algo, y cuando no podamos al menos miremos al necesitado con amor. Esto decía un pobre que pedía en un semáforo a un conductor que le dijo no tener nada: Ya que no me da nada, por lo menos míreme, que soy persona.

Juan García Inza

No hay comentarios: