domingo, 22 de febrero de 2009

APRENDER A QUERER


APRENDER A QUERER
Escribe una adolescente: “Recientemente me llegó un correo que, la verdad, me dejo sorprendida, no solo por mi amor a los animalitos, si no por la fuerza que estos demuestran y sobre todo la inteligencia con la que se manejan. El animalito de la imagen, que nació con un problema en sus patas delanteras, ha sabido salir adelante, se ha ganado el respeto y cariño de mucha gente... para mí es un ejemplo de fortaleza, seguridad e inteligencia… Camina con las dos patas traseras.
Muchas veces nosotros como seres humanos "completos", por decirlo así, no tenemos tanta fortaleza ni fuerza de voluntad para seguir adelante por situaciones no tan extremas como esta, y aun así, teniendo todo al alcance de nuestras manos, nos acobardamos... nos da miedo seguir...Nos falta voluntad para decir sí.
Tal vez para algunos este ejemplo de perrito no signifique nada, pero en este momento en el que este mensaje llego a mi vida me ha hecho ver las cosas de una forma tan diferente, y darme cuenta de que se necesita una gran fuerza de voluntad para seguir adelante...No hay que dejarse caer, tenemos todo para seguir....”
Hasta aquí la cita que me encuentro publicada por esta chica, con profusión de imágenes curiosas. Y esto me ha llevado a pensar que tal vez venga bien hablar esta semana de un tema de gran interés. Me refiero a la educación de la voluntad. Hoy esta potencia del alma está en baja. No se enseña a querer, a decir que sí, no se aprende a tomarse las cosas con responsabilidad. Y niños, jóvenes y muchos mayores están aquejados de una inmadurez crónica que les mantiene en una sempiterna adolescencia. Es el fruto de una educación equivocada, y de una quiebra grave de la autoridad. Parece que hoy no se puede mandar nada. Tampoco hay mucha predisposición a obedecer. Y cada cual camina de la mano de la indolencia un poco a la aventura, buscando la nada con una voluntad inepta.
La mentalidad de hoy es propensa a ser ampliamente tolerante con las debilidades humanas. No se puede reprender, ni corregir, y mucho menos castigar. ¿Quién tiene derecho a ello? Y, ¿en nombre de quién? Nos viene a la memoria aquella frase lanzada al viento en el mayo francés del 68: “¡Prohibido prohibir!”. Es decir, todo está permitido. Nada es bueno o malo, es relativo. Como muy bien dice el psiquiatra y psicoanalista Tony Anatrella: “En el espacio de cuarenta años hemos perdido el sentido de le educación como acto de transmisión, dejando que los niños y los adolescentes se las arreglen solos, sin el apoyo de los adultos. A estos se les ha reprochado que ejerzan influencia en los niños, hagan opciones en su nombre y les impongan una moral o una religión. En vista de ello, los adultos se han prohibido así mismo cada vez más manifestarse frente a los chicos. Pero resulta que la educación pasa por el aprendizaje de relaciones y de códigos sociales, por la necesaria transmisión de conocimientos y por la aceptación de coacciones múltiples para despertar la libertad. Olvidarlo es fabricar personalidades sin consistencia, sin referencias y violentamente agresivas” (“La diferencia prohibida”, Pg. 22). La prueba no puede ser más evidente. Y seguimos soltando hilo a esas cometas que locamente surcan el aire sin ningún destino.
Es urgente educar la voluntad si no queremos seguir alimentando falsas personalidades, juguetes de trapo, títeres grotescos que se adentran en la edad adulta sin fuste ninguno. La voluntad se fortalece con el ejercicio de la misma, sabiendo decir sí o no cuando lo exige la bondad o malicia de la oferta que se nos presenta. Y podemos tomar decisiones firmes y duraderas. Somos capaces de dar un sí para siempre, sin el miedo al compromiso. San Juan Crisóstomo, Santo Padre de la Iglesia, dice: “¡Basta con querer! No digas que no puedes. Di sinceramente que no quieres”. San Agustín, que conocía en su propia persona la debilidad humana, y se propuso cambiar, se decía así mismo: “Han podido levantarse estos y aquellos, ¿por qué tú, Agustín, no vas a poder?”.
Decididamente podemos ser mejores. Hace falta voluntad y gracia de Dios. Hay que aprender a querer y enseñar a querer. Puede ser un buen programa para esta Cuaresma que empieza con mucha esperanza, como siempre. Algo tuvo que quemarse para que me pudieran imponer la ceniza en la frente. Muchas cosas hay que inmolar para convertirnos en lo que Dios quiere.
El artículo me ha salido al final espiritual, pero no viene mal en estos momentos. “No solo de pan vive el hombre”.

martes, 17 de febrero de 2009

¿QUIEN TIENE DERERCHO A VIVIR?


Eugenesia: Nostalgia de la vida perfecta
Los minusválidos somos personas con derechos sólo si tenemos más de nueve meses de vida -por ahora eso nos libra de la selectiva muerte a algunos-, quienes tienen sólo horas, días, semanas o unos pocos meses, son seleccionados y cribados por científicos enloquecidos
Este artículo está escrito tecleando sólo con la mano izquierda sobre un teclado de ordenador. No es esta una forma muy usual de comenzar un escrito, pero es que creo que cuando se habla de eugenesia la forma es tan importante como el fondo. Y digo esto, porque cuando se decide eliminar a personas que padecen alguna minusvalía, desgraciadamente es la estética y no la ética lo que prima, el continente destaca sobre el contenido. Si escribo esto con una sola mano es porque padezco una hemiplejia lateral derecha y, sí, soy minusválido de nacimiento, ¡nací! pues afortunadamente mis padres me acogieron con amor.
Voluntariamente renunciaré al empleo de argumentos jurídicos, morales, médicos o filosóficos para denunciar la eliminación sistemática de personas que supone el desmembrar a un inocente desvalido por no alcanzar la perfección física y psiquica mínima establecida, que esto y no otra cosa es la práctica de la eugenesia contra el deficiente. Únicamente utilizaré un argumento: el de la sencilla y dramática verdad.
Es minusválido o disminuído, aquella persona a la que puedes encontrarte entre una multitud, y se le señala por su diferencia intelectual o corporal. Puede ser un parapléjico que utilice para desplazarse una silla de ruedas, entonces su disminuido perfil rodante se nos hace evidente por entre los viandantes de una acera en cualquiera de nuestras ciudades. También puede ser una niña con Síndrome de Down que con su particular morfología facial y sus ojos achinados, te sonríe con dulzura. E incluso, puedes encontrarte conmigo, sin duda me reconocerás por un andar un tanto vacilante e inclinado hacia la izquierda, mi pierna derecha arrastra un poco al andar y si te adelanto mi mano para saludarte con mi mano derecha tal vez mi apretón no sea todo lo cálido y fuerte que deseara, ya que a veces esta mano me falla un poco en mis movimientos, pero no importa, te saludaré igual de afectuosamente. Muchas personas somos diferentes en el cuerpo o en el coeficiente intelectual, nuestro físico o nuestro intelecto no alcanza el canon de lo válido, de lo perfecto. Quizás tengas lástima de nosotros, pienses que una vida sin andar de forma autónoma, que nuestros movimientos torpes nos hacen desgraciados, pero no te equivoques, nuestra vida es plena, feliz y luminosa. Los débiles estamos llenos de fuerza y de vitalidad, te lo aseguro. Y recordamos a todos que la vida es maravillosamente imperfecta.
Y ¿qué hace la eugenesia?, muy sencillo: si el análisis prenatal del niño en su estadío embrionario o fetal no cumple las expectativas, no se le implanta en el útero de su madre para que siga creciendo o si ya lo está, se le tritura en trocitos pequeños para tirarlo a la basura o dedicar sus tejidos a la experimentación. Esto hace que haya dos tipos de seres: los válidos y los inválidos. A los primeros se les otorga la dignidad de humanos, a los segundos se nos elimina como deshechos sociales, somos un mero desperdicio biológico, un error de la naturaleza.
Los minusválidos somos personas con derechos sólo si tenemos más de nueve meses de vida -por ahora eso nos libra de la selectiva muerte a algunos- , quienes tienen sólo horas, días, semanas o unos pocos meses, son seleccionados y cribados por científicos enloquecidos ansiosos de nuestros páncreas para acabar con la diabetes, de nuestros cerebros para acabar con el Alzheimer. como nuevos dioses algunos médicos desalmados deciden quién vive y quién no, quien merece un útero para crecer y quién un congelador. El gobierno y los legisladores en general nos han abandonado a nuestra suerte, y esperan que los avances científicos a costa de nuestra vida tronchada les otorguen la dirección de una nueva raza de superhombres inmortales, quienes ya no padecerán enfermedad, dolor o muerte, y eso tiene un precio: el exterminio sistemático de los minusválidos. La sociedad asiste embrutecida e impávida al holocausto del aborto y de la selección de embriones, y la eliminación de minusválidos es legal y está ampliamente extendida desde hace años.
Una sola mano me ha bastado para escribir esto, y un solo dedo me basta para señalarte y decirte ¿tú vas a hacer algo para impedirlo?
Revista Arbil nº 71-72
Por: Daniel Arnal Meseguer

lunes, 16 de febrero de 2009

PRINCIPIOS NO NEGOCIABLES


LOS ADHERENTES A ESTE MANIFIESTO

Queremos manifestar nuestro común acuerdo en la defensa de los siguientes valores “no negociables”:


+ La protección de la vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural.

+ La protección del matrimonio y la familia, concebida como el compromiso de un hombre con una mujer y abierta a los hijos.

+ La Libertad de Enseñanza, cuyo sujeto de derecho son los padres.

+ El Bien Común, contra todo tipo de corrupción y también como opción preferencial por los más débiles, cultural y económicamente.


Estos principios básicos para la actuación coherente del cristiano en política han sido denominados "no negociables" por el Papa Benedicto XVI y enumerados de esta manera: "...el respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural; la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer; la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas" (*)

Por lo tanto, como católicos entendemos que no podemos, por coherencia, colaborar con partidos políticos que no respeten y defiendan de forma inequívoca estos principios, aunque, dejando a salvo estos valores no negociables, cada candidato y elector es libre de adoptar la actitud política que desee y de secundar las iniciativas públicas que considere más convenientes, en ejercicio de su libertad inalienable.

Animamos a asociaciones, instituciones, organizaciones religiosas, laicas, sindicatos y partidos políticos a defender estos principios no negociables

miércoles, 4 de febrero de 2009

LO QUE ESPAÑA NECESITA


A PROPOSITO DE LA VISITA DEL CARDENAL BERTONE
(De ForumLibertas)

La visita del Cardenal Bertone, Secretario de Estado del Santo Padre invitado por la Conferencia Episcopal Española, tiene también una lectura política, en el sentido más amplio del término: el interés, la ocupación en la cosa pública, o si se prefiere en otras palabras, la construcción del bien común. Una presencia oportuna, porque cierto es que la vida pública española atraviesa por graves dificultades que en buena medida afectan a la Iglesia.
Rodríguez Zapatero encarna, desde la perspectiva de la Iglesia, el único gobierno beligerantemente laicista que existe en Europa. Lo es en sus políticas directas y también en la ayuda y promoción a grupos y personas que adquieren un peso y una notoriedad en la sociedad, del que carecerían si no estuvieran sostenidos por la potente ayuda del Estado, controlada por Rodríguez Zapatero.

Los grupos de homosexualismo político, de la perspectiva de género, las organizaciones laicistas y ateas, la propia masonería, que no es una anécdota, y que tan bien representada está en el propio Gobierno, tienen una incidencia desproporcionada en relación a su peso social real. Se hacen sentir simplemente porque cabalgan a lomos de los recursos del Estado.

También se han construido grupos mediáticos de financiación incomprensible como el de Jaume Roure, que están presentes en la televisión, la prensa y la producción cinematográfica -'Camino' es una obra suya-. Su beligerancia y agresividad es mayor que la nave insignia del laicismo antirreligioso que encarna PRISA, hoy sumida en un mar de dificultades económicas, que no existirían sin la ayuda de Zapatero. Y de aquí para abajo, lo que se quiera.

Zapatero tiene la pretensión, si no se lo traga el agujero negro de la crisis, de exportar su receta, la de una nueva izquierda amiga de los grandes bancos y los grupos de presión, y transformadora de la sociedad, no en términos de justicia social, sino a través de la ideología de género, la homosociedad y el laicismo de la exclusión religiosa. Es decir, una nueva izquierda que no apunta a la cartera de los ricos sino a los deseos y pulsiones de las gentes.

En este contexto, la Iglesia española ha tenido que resistir, y esta resistencia ha conllevado la frontalidad y una actitud reactiva. No se la puede criticar por ello, porque es ahí donde la han situado. Evidentemente, la salida no era lo que han hecho algunos de adoptar un perfil bajo y mirar hacia otra parte, mientras el Gobierno español y el de su comunidad autónoma iba destrozando el sistema de valores y las instituciones surgidas de toda una civilización de la que formamos parte, y que parece que la Iglesia es la única interesada en defender, cuando, en realidad, se trata de un patrimonio de todos para el que no existe alternativa.

Pero esta situación de cerco no puede prolongarse indefinidamente y esto reclama otro estilo, otra estrategia, otro planteamiento, que no es el de la frontalidad de las instituciones eclesiales.

El caso del aborto es paradigmático. Se debe continuar insistiendo a los ya convencidos, pero limitarse a ellos es dejar el campo libre al Gobierno. Un planteamiento inteligente en este punto sería aquel que no partiera del ámbito eclesial, ni tan siquiera formalmente cristiano, y que permitiera en razón de sus relatos, impactar en el corazón y la razón en sectores que votan socialistas pero que no militan en el abortismo cerril. Se trata, en definitiva, de intentar, y no es fácil, llevar la pelota al campo del otro. Y esto significa la necesidad de un proyecto cultural cristiano para España. Un proyecto que, surgido de la concepción cristiana, se concrete en un relato y unas propuestas, unos proyectos de vida en común que sean atractivos por sí mismos y que puedan ser asumidos por ese valor y por cualquier persona con una relativa independencia de sus creencias.

Esto es viable, porque la mayoría de la gente sigue compartiendo una concepción del ser humano, de la vida, de las relaciones, de cómo deben ser las cosas, impregnada de valores católicos, sin tener conciencia de ello ni ligarlos a un hecho religioso. Son culturalmente católicos. Algo parecido, incluso mucho más, sucede con amplios sectores de la inmigración que han venido para quedarse. Incluso grupos musulmanes pueden compartir en buena medida los planteamientos de este proyecto cultural con mucha más facilidad que los laicistas.

Naturalmente, para hacer esto se necesita cambiar determinados registros que, en algunos casos, llegan a la contradicción más insuperable. Es el caso de algunos programas de medios de comunicación de la Iglesia que apoyan de una manera desmesurada, haciendo política de partido, a la organización de Rosa Díez a pesar de que comparte la misma agenda de Zapatero en todas las cuestiones mencionadas. Los medios de comunicación de la Iglesia, los responsables de la Iglesia, no deben inclinarse sistemáticamente por una opción política, y menos si ésta es contraria a lo más elemental que postula la propia Iglesia.

Por el contrario debe apoyar medidas concretas cuando se producen, o demandarlas o criticarlas. Debe ver con simpatía aquellas fuerzas sociales y políticas que se alineen de manera sistemática en el uso de su libertad en objetivos que son comunes a la Iglesia (situación que se da en escasa medida en España, por ahora).

También es necesario que el peso de la confrontación política, el desgaste cotidiano, recaiga sobre los laicos y no sobre los obispos. Solo una iglesia descargada del peso de la política de cada día puede centrarse en resolver la progresiva y clara pérdida de religiosidad en España, tan visible entre los jóvenes.

La visita del Cardenal Bertone, sin duda, puede contribuir a que vaya surgiendo de manera natural en el consenso eclesial una línea más adecuada a todo esto, que es lo que realmente se necesita. Más capacidad transformadora de la realidad.

martes, 3 de febrero de 2009

INSOLITAS ASPIRACIONES

¿QUE SOÑARÁN ESTAS NIÑAS?


Sin cometarios

lunes, 2 de febrero de 2009

MANOS UNIDAS



Esta es la consigna desde hace 50 años: Unir nuestras manos para hacer posible que en el mundo haya menos hambre. Cada uno por su cuenta no puede hacer mucho, pero si nos unimos es posible hacer realidad la justicia, al menos en algunos lugares de nuestro planeta. El dinero que damos a MANOS UNIDAS es el mejor empleado porque llega de verdad a los pobres del mundo. El que pasa por muchas manos de mandatarios es posible que se pierda gran parte en el camino. La experiencia aí lo dice.
PRIVATE DE ALGO Y ENTREGA SU VALOR A MANOS UNIDAS, ES DECIR, A LOS POBRES DEL MUNDO. Ellos lo están esperando.

ESTA SEMANA: CAMPAÑA CONTRA EL HAMBRE EN EL MUNDO



Carta pastoral con motivo de la campaña de Manos Unidas).- El día que juntéis vuestras manos seréis un solo pueblo y Dios hará resplandecer entre vosotros la paz. Estas palabras son como una profecía. La paz llegará cuando todos los hombres y mujeres del mundo comprendan que quien está a su lado es un verdadero hermano. Esperamos que llegue ese día, pero mientras tanto, los números nos aterran, porque detrás de cada cifra hay muchos hombres y mujeres que pasan hambre, que no tienen trabajo ni casa; están esos niños, casi sin posibilidad de vivir, a los que se cierra la oportunidad de una educación, de un desarrollo personal adecuado. Esta situación está haciéndonos llegar el grito desgarrador de millones de hombres y mujeres que esperan, pero que no acaban de ver llegar la ayuda que necesitan.

Manos Unidas ha oído ese clamor de los pobres, se ha puesto en camino, busca y envía recursos para alimentar a las poblaciones, para llevar a cabo proyectos para el desarrollo: levantar escuelas y hospitales, ayudar a las familias, denunciar tanta injusticia... Pero no con vanos discursos llenos de palabrería, sino poniéndose a trabajar, uniendo las manos de unos y de otros. Y las de todos con las de Dios.

Los resultados son muy satisfactorios. Cada año crecen los voluntarios, los recursos y los proyectos realizados. Todo ello nos indica que es posible la esperanza. En el conjunto de un problema tan grande y universal, como es el hambre, puede parecer una insignificancia. Pero, con relación a los escasos medios con los que contamos, casi un milagro.

Todo ello es posible gracias a Dios, que quiere cuidar de sus hijos, y que despierta en nuestros corazones el deseo eficaz de compartir. Pero también hay que agradecer a quienes, desde la Delegación Diocesana de Manos Unidas nos van recordando la obligación que tenemos de considerar a los necesitados como propios hermanos.

La Campaña de Manos Unidas contra el hambre en el mundo cumple cincuenta años. Una labor ingente llevada a cabo con el mejor y más generoso espíritu. Son muchos los proyectos realizados, pero aún mayor es el bien que se nos ha hecho, al sensibilizarnos a todos con la responsabilidad de sentirnos unidos a los hombres y mujeres que pasan hambre, y empujarnos a la práctica de la justicia y de la caridad cristiana. Que Dios bendiga y se lo pague a tantos y tantos dirigentes y voluntarios de una organización modélica y de un espíritu cristiano ejemplar.

Pido al Señor que esta nueva campaña contra el hambre en el mundo supere a las anteriores, tanto por el número de proyectos que se puedan asumir, como por la autenticidad cristiana que guía el buen espíritu de Manos Unidas.

Que Dios os bendiga.

+ Carlos, Cardenal Amigo Vallejo
Arzobispo de Sevilla

domingo, 1 de febrero de 2009

COMERCIO CON FETOS HUMANOS


“Clinique utiliza fetos humanos para fabricar cosméticos”

• El director editorial acusa a la empresa estadounidense que supuestamente utiliza embriones y fetos humanos en sus productos de belleza.

Carlos Trillas, director general de la Trillas, acusó a la empresa de cosméticos Clinique de usar embriones y fetos para elaborar sus cosméticos, tanto en México como en Francia, por lo que se suma a las industrias del ramo que apoyan la despenalización del aborto en el Distrito Federal.
El director editorial de Grupo Editorial Trillas denunció que Clinique, empresa estadunidense supuestamente utiliza embriones y fetos humanos en sus productos de belleza, “tengo información de que la empresa que produce Clinique utiliza partes de embriones para elaborar sus productos en Francia y en México”, aseguró en el auditorio de la Basílica de Guadalupe, en el marco del anuncio de la participación de laicos en la peregrinación contra el aborto este domingo.
Señaló: “qué más da”, son 50 empresas manejando intereses que no son ni serán abiertos, que nunca van a declarar abiertamente ni lo van a aceptar”. Afirmó que el sustento de su acusación hacia Clinique lo fundamenta en “información de laboratoristas y aquí tengo una evidencia”.
Como prueba a sus declaraciones mostró un folleto con el programa del Tercer Congreso Internacional Próvida “Manipulación de embriones humanos”, a efectuarse este fin de semana, en el que se enuncian los precios de venta de órganos de bebés abortados, según la compañía Opening Lines.
El folleto y programa de actividades de dicho congreso señala que los precios son de 100 dólares por la piel; 150 dólares por el hígado; 325 dólares por médulas espinales; 500 dólares por extremidades; 999 dólares por cada cerebro, y 30 por ciento de esa cantidad por los cerebros fragmentados.
Finalmente, el ejecutivo de Editorial Trillas enlistó las razones que motivan la aprobación de la despenalización del aborto, el cual se permitiría hasta las 12 semanas de gestación, entre las que destacó “las presiones de empresas de cosméticos que utilizan embriones para fabricar sus productos”.




Todo esto me produce una profunda repugnancia, un sin vivir constante, no me puedo imaginar tanto horror porque la mente humana no puede asimilar esta factoria del asesinato colectivo de niños inocentes, este ritual satanico...

No quiero que me hablen mas de Derechos Humanos, de crisis ni de nada teniendo ante los ojos este horror sin nombre, esta ofrenda de sangre... esta salvajada brutal... y absoluta patrocinados por unos ASESINOS de traje y corbata que no se merecen vivir ni el aire que respiran.

Pido por favor a todos los que defendemos la vida y los que conservamos un minimo de nuestra dignidad que no apoyemos jamas a esa bandada de asesinos de traje y corbata del Partido Popular porque no tienen otro nombre, no creo que ni Herodes se merezca un castigo peor que ellos que han vendido su alma al diablo por un puñado de votos, tomemos conciencia de la calaña asesina y genocida que nos gobierna, y que desde las instituciones estan apoyando este horrendo crimen y este negocio salvaje de la muerte...

Hay alternativas y aunque no las hubiera jamas en la vida personas que tengan un minimo de moral y de conciencia cristiana nos podemos plantear siquiera apoyar a estos delincuentes que tenemos como representantes en el parlamento, ya basta de decir que el PP es la solucion menos mala, que es la unica forma de quitar al PP, ya basta de actitudes cobardes y condescendientes mientras se vierten mares de Sangre inocente....

ALTERNATIVA ESPAÑOLA, y otros partidos politicos abogan por la derogacion total de este crimen, lo MINIMO que podemos hacer es APOYARLES, lo minimo...