lunes, 30 de marzo de 2009

PREDISPOSICIÓN A ESTAR EN CONTRA


Me lo envía un amigo. El original en francés está haciendo furor en la blogosfera gala.

NUEVO ESCANDALO (FARISAICO) DESATADO POR DECLARACIONES DEL PAPA

A su regreso a Roma durante una hermosa tarde soleada, el Papa habría dicho a una periodista:

«Hoy hace un buen día!».

Tales palabras han levantado inmediatamente en el mundo entero una inmensa emoción y han alimentado una polémica que no cesa de aumentar.

He aquí algunas de las reacciones:

El alcalde de Burdeos:

"En el mismo momento en que el Papa pronunciaba estas palabras, llovía a cántaros en Burdeos!. Esta contra-verdad, cercana al negacionismo, demuestra que el Papa vive en un estado de autismo total. Lo cual arruina aún más, por si fuera necesario, el dogma de la infalibilidad pontificia!".

El gran Rabino de Francia:

"Como puede alguien pretender que aún pueda hacer buen tiempo después del holocausto".

El Titular de la cátedra de astronomía del Colegio de Francia:

"Al afirmar sin matices ni pruebas objetivas que hoy hace buen tiempo, el Papa testimonia una vez más el desprecio bien conocido de la Iglesia por la Ciencia, que combate sus dogmas desde siempre. ¿Puede existir algo más subjetivo y más relativo que ésta noción de "buen tiempo"? ¿Sobre qué experimentos indiscutibles se apoya? Los meteorólogos y los especialistas de la cuestión no han llegado a ponerse de acuerdo en el ultimo Coloquio Internacional de Caracas. Y ahora Benedicto XVI pretende zanjar la cuestión ex cátedra. ¡Qué arrogancia! ¿Acaso veremos pronto encenderse las hogueras para todos los que no admitan sin reserva éste nuevo decreto?".

La Asociación de Victimas del Cambio climático:

"¿Cómo no ver en ésta provocadora declaración un insulto hacia todas las víctimas pasadas, presentes y futuras de los caprichos del clima: inundaciones, tsunamis, sequías? Esta aceptación del "tiempo que hace" muestra claramente la complicidad de la Iglesia con los fenómenos destructores de la humanidad, lo cual no puede más que alentar a todos aquellos que contribuyen al recalentamiento del planeta, quienes podrán de ahora en adelante prevalerse del aval del Vaticano".

El Consejo representativo de las Asociaciones Negras:

"El Papa parece olvidar que cuando en Roma luce el sol, toda una parte del planeta permanece sumergida en la oscuridad. ¡He aquí un signo intolerable de su desprecio hacia la mitad negra de la humanidad!".

La Asociación feminista Las Lobas:

"¿Porqué dice el Papa que hoy está bueno (el tiempo) y no que hoy está buena (la temperatura)? Una vez más el Papa muestra su apego a los principios más retrógrados y arremete contra la legítima causa de las mujeres. Da pena ver que en pleno 2009 mantenga tal posición!"

La Liga de los derechos del Hombre:

"Este tipo de declaraciones sólo sirven para ofender profundamente a todas las personas que contemplan la realidad con una mirada distinta a la del Papa. En particular pensamos en las personas hospitalizadas, en los prisioneros cuyo horizonte se limita a cuatro paredes, y también en todas las víctimas de enfermedades raras los cuales no pueden percibir con sus sentidos el estado de la situación atmosférica. En tales declaraciones existe sin duda una voluntad de discriminación entre el "buen tiempo", tal que debería ser percibido por todos, y todos aquellos que perciben las cosas de otra manera. Nuestra asociación piensa denunciar sin tardanza al Papa ante la justicia".

En Roma algunos miembros de la Curia intentan atenuar las declaraciones del Papa, alegando su avanzada edad y también el hecho de que posiblemente sus palabras no hayan sido bien comprendidas. Pero hasta el momento presente dichas tentativas no están teniendo éxito.

Esto demuestra que cuando no hay buena fe a todo se le puede sacar punta. Es la reacción de los fariseos de todas las épocas.

sábado, 28 de marzo de 2009

HABLA EL OBISPO AUXILIAR DE BILBAO, QUE ES TAMBIEN MEDICO


Monseñor Iceta: «La Historia nos juzgará por la barbarie del aborto»
28.03.09 | 09:10. Archivado en Obispos

Mario Iceta Gavicagogeascoa, obispo auxiliar de Bilbao desde hace un año, es el mitrado más joven de España: 44 años. Médico, experto en Bioética, disertó en Oviedo sobre el aborto. Asegura que «nuestra sociedad tiene recursos suficientes para tutelar los dos bienes: la mujer embarazada y al ser que viene» y que "le parece muy bien que cofradías y hermandades expresen su apoyo a la vida durante la Semana Santa". Lo entrevista Javier Morán en La Nueva España.

-Ley del Aborto: estado de la cuestión.

-Hay que acoger la vida de toda persona humana, que es un gran don. En las mujeres embarazadas siempre hay que tutelar los dos bienes: la mujer, sus necesidades, dificultades, alegrías...; sus angustias, en el caso de un embarazo no deseado o en situación dolorosa. Pero hay que tutelar también al nuevo ser que viene. Nuestra sociedad tiene recursos suficientes, humanos, económicos, institucionales, para poder tutelar los dos bienes. La tentación del aborto aparece en la mujer que ha quedado embarazada y no desea ese hijo. Pero se pueden proponer caminos para acompañarla. Existen entidades como la Red Madre que pueden dar una solución buena a esos casos. El aborto nunca es la solución, primero porque consiste en la eliminación deliberada de una vida humana, y segundo, porque deja secuelas en la mujer. Poco se habla hoy del síndrome postaborto. Es una decisión dolorosa y comprendo que ninguna mujer toma esta decisión a la ligera, pero a esa mujer, la práctica del aborto le deja un secuela, difícil de tratar en algunos casos.

-¿Qué ley quiere la Iglesia?

-La iniciativa legislativa del Gobierno parte de la base de que hay que ampliar el aborto, pero quizá sería el momento de proponer otras soluciones legislativas que me parecen más avanzadas. Serían iniciativas pioneras: hoy no existe una protección jurídica del nascituro. O legislación sobre las mujeres con carencias de recursos o en exclusión social. El aborto es una solución anticuada. A la altura del siglo XXI tiene que estar superada. Dentro de unos años, cuando la historia nos juzgue, se dirá que «hay que ver qué barbaridad suponía eliminar un nuevo ser concebido».

-¿Semana Santa y expresiones contra la ley del aborto?

-Las Hermandades y Cofradías no son asociaciones culturales, sino asociaciones públicas de la Iglesia, que se rigen por el Derecho Canónico y son erigidas por el obispo diocesano. Evidentemente, están en sintonía con lo que la Iglesia piensa. Me parece muy bien que puedan expresar el apoyo a la vida. A los políticos quizá les pueda molestar que se pronuncien, pero no captan lo que es una cofradía. No es una cuestión política. Las hermandades y cofradías, con autonomía y libertad, verán cómo expresan ese apoyo y defensa de la vida. Una parroquia, ¿puede expresar su apoyo a la vida? Por supuesto. ¿Y una Cofradía? Por supuesto.

-¿Se introducen elementos inusuales en los ritos de Semana Santa?

-Eso dependerá de la prudencia de cada cofradía. Los obispos no vamos a hablar ni a favor ni en contra. Tienen su autonomía y en ocasiones se han puesto un lazo negro porque ha muerto un hermano de la cofradía, Yo he sido vicario en Córdoba. Allí hay 550 cofradías y he visto en varias ocasiones expresiones de algún tipo, siempre con mucha discreción.

-El Papa en África: el preservativo y el sida.

-La primera causa de mortalidad en África no es el sida, sino la malaria. Me parece hipócrita hablar del sida y no de la malaria. Primera pregunta para el mundo occidental: ¿por qué no se cura la malaria? Se puede controlar y curar con mucha más facilidad que el sida. En cuanto al sida, hay que distinguir la cuestión moral de la técnica. La moralidad del acto conyugal es su expresión del amor conyugal y la Iglesia dice que el acto conyugal se realiza dentro del matrimonio. El primer medio de evitar el sida es evitar la promiscuidad. Si uno es fiel a su pareja, el sida no entra. Por eso se ha hablado -muchas veces entre los mismos médicos- del «ABC» del sida: «Abstinence, Be faithful, Condom use» (abstinencia, fidelidad, condón).

-Es decir, condón.

-Para la Iglesia es clave educar a las personas a vivir en la fidelidad matrimonial. Eso está reconocido por la OMS, y el «ABC» no es una doctrina de la Iglesia. En cuanto al preservativo, reduce el contagio, pero no lo anula. Hay que subrayarlo. No previene un cien por ciento el contagio. ¿Reduce? Sí, en un 95 por ciento, pero queda ese segmento de riesgo de contagio. Si se dice que es plenamente seguro, puede aumentar la promiscuidad, pero no atajar el problema. Decir que la solución para el sida es únicamente el preservativo no es una expresión feliz, ciertamente.

-Autobiografía rápida.

-Nací en Guernica en 1965. Soy el menor de dos hermanos. Estudio con los Capuchinos, interno, y Medicina en Navarra, donde me planteo la vocación sacerdotal. Ejercí como médico. Me ordené sacerdote en Córdoba, en 1994. Ejercí de sacerdote y estudié en Roma cinco años. Volví en 2002 a Córdoba y pasé a ser vicario episcopal de la Campiña, y después vicario general. Me doctoré en Medicina, en cuestiones de Bioética, sobre todo en pacientes terminales, y me doctoré en Teología Moral, en el Instituto Juan Pablo II de Matrimonio y Familia, de Roma. Me gusta la música y toco el órgano; me gusta el senderismo y la conversación con los amigos.

-¿Usted es euskaldun?

-Al haber estado 30 años fuera del País Vasco, mi euskera se ha oxidado mucho y estoy teniendo clases semanales para recuperar el euskera vizcaíno, que es el que he hablado de pequeño.

-A usted le recibieron de uñas en Bilbao, pero parece haberse suavizado el problema.

-Comprendo que cuando hay una elección de obispo siempre hay personas a las que les puede parecer mejor o peor o que prefieren a uno o a otro. Pero hay que juzgar cuando se conoce a las personas. Estoy muy contento de estar en Vizcaya y veo grandísimas cualidades en muchas personas de la Iglesia de Bilbao.

-Ricardo Blázquez, obispo residencial de Bilbao, figura en todas las quinielas para cambiar de destino, incluida la sede ovetense. ¿Está haciendo las maletas?

-Viéndole trabajar día a día, sé que él no se plantea hacer la maleta. Pero es un hombre plenamente disponible, y si tuviera que hacer la maleta, la haría en cinco minutos. Me daría mucha pena que nos dejara; es muy querido en Bilbao.

-Estudió usted en Navarra. ¿Le ha vinculado ello al Opus Dei?

-Hay un vínculo de amistad con muchas personas del Opus. He estudiado siete años con los Capuchinos, una formación franciscana, y después, en una Universidad del Opus Dei. De unos y de otros he recibido mucho.

martes, 24 de marzo de 2009

PROPUESTAS POR LA VIDA EN POSITIVO (1)


Como no todo son linces -la propuesta de los lazos, vigilias y oraciones por la vida convocadas por algunas diócesis, cofradías y hermandades merece todo el respeto del mundo, y de ello hablaremos pronto-, creo que ya va siendo hora de ir informando de las muchas cosas que instituciones de la Iglesia hacen en favor de la vida, y de la promoción, la acogida y el apoyo a las mujeres (y familias) que se encuentran en dificultad tras quedarse embarazadas. Ya que otros sólo parecen empeñados en condenar, desde aquí -muy modestamente-, intentaremos construir. Y proponer.

En esta ocasión, nos referiremos a “Esperanza y Vida”, una fundación creada en Burgos por Cáritas diocesana, grupos pro-vida y un grupo de empresarios para asistir a las mujeres embarazadas que se enfrentan a momentos de crisis y evitar que recurran al aborto.

Entre los objetivos de la fundación, Esperanza y vida pretende promover iniciativas a favor de la vida y de la familia, desde una perspectiva cristiana y se ha planteado el reto de promover acciones de asesoramiento y programas de apoyo a la mujer embarazada. Otros fines de Esperanza y Vida son promover la creación de entidades y redes de apoyo y asistencia a la mujer embarazada y asistir y apoyar a toda mujer para que pueda llevar a buen término su embarazo. De igual modo, entre las actividades van a desarrollar programas de educación afectivo sexual con la finalidad de reducir el número de embarazos imprevistos.

Según el vicepresidente de “Esperanza y Vida”, Fernando Andrés López, la fundación no será una red cerrada y quiere crear conciencia social para que la mujer embarazada que no cuente con apoyo familiar o social no se sienta sola.

Asimismo, la fundación atenderá a mujeres que han abortado y padecen el síndrome post-aborto.
“Esperanza y Vida” colaborará con el programa Ainkaren de Cáritas, dedicado a prestar apoyo y recursos a mujeres embarazadas que se encuentran solas y han tomado la decisión de tener a su hijo para que puedan conseguir un empleo.

La fundación también estudia la posibilidad de disponer de un centro, colegio o casa para atender a niños y adolescentes cuyos padres trabajan los fines de semana y no tienen alternativas de ocio.

Si tienen conocimiento de todo tipo de propuestas en positivo para defender la vida de los no nacidos y la dignidad de las familias en dificultad, envíennoslo: baronrampante@hotmail.es

jueves, 19 de marzo de 2009

LUCHA CONTRA LA DROGA


Intervención de la Santa Sede sobre la lucha contra la droga
No se combate la droga con la droga


VIENA, miércoles, 18 marzo 2009 (ZENIT.org).- Publicamos la intervención que dirigió el obispo José Luis Redrado Marchite, secretario del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud, a la sesión de la Comisión de la ONU contra las drogas que se celebra del 11 al 20 de marzo en la capital austríaca.


Señora Presidente,
Excelencias,
Señoras y Señores:
La Delegación de la Santa Sede que tengo el honor de presidir, le felicita por su elección como Presidente de esta Asamblea y le desea pleno éxito en la dirección de nuestros trabajos.
La 52ª Sesión de la Comisión sobre Estupefacientes ha previsto dos jornadas de reunión de elevado nivel, en el curso de las cuales las delegaciones buscarán trazar conjuntamente las grandes líneas y las orientaciones políticas que deberán constituir los ejes principales y las estrategias tanto para la Declaración política como para el Plan de Acción.
Señora Presidente, Excelencias, Señoras y Señores:
Mi Delegación hace votos a fin de que, como ha ocurrido en el pasado, se reafirme una política y una estrategia de acción que pongan en el centro de nuestros respectivos programas la salud, la dignidad y la vida del drogodependiente y que empleen todos los medios y los recursos disponibles para contrarrestar con fuerza este grave fenómeno sobre el cual, lamentablemente, se habla menos pero que sigue provocando devastaciones, desastres y víctimas, especialmente entre los jóvenes, en proporciones espantosas e inaceptables.
Pensar vivir en una sociedad libre de la droga exige de los Estados la fuerte voluntad política de extirpar definitivamente este fenómeno que algunos consideran una realidad que ya forma parte de nuestro vivir cotidiano y para la que simplemente se podrían limitar los daños.
La actividad capilar de las organizaciones y de las instituciones de la Iglesia católica que trabajan en el sector, nos dice que el haber sustituido la droga con la droga ha agravado aún más la situación en el curso de los años, volviendo crónica la dependencia, y sin responder a la cuestión del sentido de la vida que según nuestro parecer constituye el centro del problema.
Señora Presidente, Excelencias, Señoras y Señores:
La Iglesia no deja de brindar su aporte ya sea en el ámbito de la prevención, en particular a través de la acción incisiva de su pastoral sanitaria, educativa, social y familiar, así como en aquel de la recuperación y de la rehabilitación de los drogodependientes. Al respecto, la Iglesia estimula y sostiene todos los esfuerzos de la Comunidad internacional y de los hombres de buena voluntad en la lucha contra el fenómeno de la droga en los ámbitos de la represión y del crimen, de la cooperación internacional y de una política que ponga en el centro de su estrategia de recuperación el respeto de la vida y de la dignidad de la persona del drogodependiente, la implicación de la familia como célula educativa primaria y el aporte positivo y multiforme de las fuerzas, instituciones y asociaciones comprometidas en la sociedad para acompañar a los drogodependientes y que se inspiran en los nobles principios y valores del amor y de la solidaridad.
Al inicio del año 2006, la Santa Sede ha guiado un cualificado estudio [1] en 121 naciones pertenecientes a 5 áreas continentales (África, América, Asia, Europa, Oceanía) sobre programas y actividades concretas, en estructuras sanitarias católicas, que luchan contra el abuso de la droga; en dicho estudio se refleja lo siguiente: el 33,3% de los centros sanitarios católicos tiene un programa sobre la prevención del abuso de sustancias psicótropas. La finalidad del programa es individuar y acompañar las personas drogodependientes; educar sobre la prevención del abuso de sustancias estupefacientes; formar y actualizar al personal socio-sanitario acerca de la cura, acogida y acompañamiento del drogodependiente y de su familia; sensibilizar la comunidad sobre el problema de abuso de la droga y combatir la discriminación. En particular, se nota un éxito en España, Francia, Irlanda y Portugal, debido a una intensa actividad de prevención y de asistencia mediante campañas de sensibilización, seminarios, cursos y congresos específicos sobre el tema, la desintoxicación física y la rehabilitación del joven en el ámbito familiar y social, garantizando tanto la intervención médica, como la ayuda psicológica, y la promoción entre los jóvenes adolescentes de un estilo y comportamiento de vida que sea una garantía favorable para su salud. En este sentido, el Santo Padre Benedicto XVI afirma: "Entre las numerosas iniciativas en las que (la Iglesia) está comprometida, figura la lucha contra el tráfico y el consumo de la droga. La voluntad de liberar el tejido social de esta amenaza insidiosa que genera el crimen y la violencia y que contribuye a la destrucción física y moral de numerosas personas y familias, exige la firme resolución política, la cooperación internacional y la ayuda de toda la comunidad" [2].
Señora Presidente, Excelencias, Señoras y Señores:
Lo que he presentado son algunas consideraciones que la Delegación de la Santa Sede quiere someter a vuestra atención y espero que se tengan en cuenta en las deliberaciones, ya que son consideraciones no sólo pertinentes, sino también de buen sentido para los problemas que debatimos en esta 52ª sesión de la Comisión sobre Estupefacientes, y, sobre todo conformes a la dignidad del ser humano.
Muchas gracias.

LO QUE HA DICHO REALMENTE LA IGLESIA SOBRE EL SIDA Y EL PRESERVATIVO


Lo que dice y lo que no dice la Iglesia sobre el preservativo
El presidente de los médicos católicos aclara el debate


BARCELONA, miércoles 18 de marzo de 2009 (ZENIT.org).- Al leer los periódicos da la impresión de que la Iglesia dice que, si una persona va a tener relaciones con una prostituta, no debe utilizar el preservativo, reconoce el presidente de la asociación de los médicos católicos del mundo.
José María Simón Castellví ilustra con este ejemplo la superficialidad con que algunos medios de comunicación han informado sobre las palabras que Benedicto XVI pronunció este martes abordo del avión que le llevaba a Camerún, cuando aclaró que el preservativo no es la solución al sida.
"La Iglesia defiende la fidelidad, la abstinencia y la monogamia como mejores armas", indica el presidente de la Federación Internacional de Médicos Católicos (FIAMC) en una declaración concedida a ZENIT.
Sin embargo, los medios e incluso algunos representantes políticos han acusado a la Iglesia de promover en África el sida. Obviamente, aclara el médico, la Iglesia no está diciendo que se pueden mantener todo tipo de relaciones sexuales promiscuas, a condición de no utilizar el preservativo.
El doctor Simón explica que para entender lo que dice la Iglesia sobre el preservativo es necesario comprender qué es el amor, como explicó el mismo Papa a los periodistas, a pesar de que ese pasaje de su conversación fue censurado por la mayor parte de los medios de comunicación (Cf. Declaraciones del Papa a los periodistas presentes en el vuelo a Camerún).
"El preservativo es una barrera, pero una barrera con límites que muchas veces se franquean. Especialmente en jóvenes puede ser contraproducente desde el punto de vista de la transmisión vírica", añade.
"Los médicos católicos estamos a favor del conocimiento científico --aclara--. No decimos las cosas sólo por carga ideológica. De la misma manera que admitimos que un adulterio de pensamiento no transmite ningún virus pero es algo malo, debemos decir que los preservativos tienen sus peligros. Barreras limitadas".
El doctor ilustra la posición de la Iglesia poniendo un caso histórico, recogido por medios informativos.
En Yaundé, Camerún, en 1993, se celebró la VII Reunión Internacional sobre el Sida con expertos médicos y sanitarios. Fue una reunión en la que participaban unos trescientos congresistas y, se distribuyó al final, un cuestionario para que se indicase, entre otras cosas, si se había tenido relaciones sexuales durante los tres días que duró la reunión con personas que no fuesen pareja estable.
De los encuestados, el 28% contestó que sí, y de éstos, una tercera parte dijo que no había tomado "precaución" alguna para evitar contagios.
"Si esto ocurre entre personas 'concienciadas', ¿qué ocurrirá entre la gente normal?", se pregunta.

martes, 17 de marzo de 2009

CONTRA LA LEY DEL ABORTO EN ESPAÑA



Un millar de reconocidos intelectuales respaldan la denominada "Declaración de Madrid", un manifiesto en el que los firmantes aportan "razones científicas y no ideológicas" para defender el derecho a la vida del ser humano desde el momento de la fecundación. Científicos, biólogos, juristas, psiquiatras, pediatras, ginecólogos, filósofos, doctores, catedráticos y profesores universitarios han rubricado este documento, presentado hoy en rueda de prensa, ante la inminente aprobación por parte del Gobierno de una Ley que permitirá el aborto libre durante, al menos, las primeras catorce semanas de gestación.

Todos ellos se han posicionado en contra de las conclusiones de la Subcomisión parlamentaria creada para modificar la legislación vigente así como de las propuestas del Comité de Expertos convocados por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, en donde, aseguran, no se ha consultado a nadie de la elite científica que defienda el derecho a la vida desde el seno materno.

«Vida humana»

La doctora Mónica López Barahona, biomédica y consultora de Bioética de Naciones Unidas, ha recalcado que el embrión unicelular, en estado de cigoto, "es vida humana" y, por lo tanto, "es objeto de los mismos derechos que cualquier otro individuo de la especie". "Por eso -ha proseguido-, entrar en una terminología de plazos no es aceptable, porque uno no pertenece más o menos a la especie humana según el número de células que tenga o según los kilos que pese".

En el manifiesto se argumenta que existe sobrada evidencia científica de que la vida empieza en el momento de la fecundación, porque los "conocimientos más actuales así lo demuestran". En esta línea, Nicolás Jouve, catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá de Henares, ha explicado que esta disciplina señala que la concepción es el momento en que se constituye "la identidad genética singular" de cada persona.

"La Biología Celular explica que los seres pluricelulares se constituyen a partir de una única célula inicial, el cigoto, en cuyo núcleo se encuentra la información genética que se conserva en todas las células y es la que determina la diferenciación celular; la Embriología describe el desarrollo y revela cómo se desenvuelve sin solución de continuidad", ha relatado.

«Entrar en una terminología de plazos no es aceptable, porque uno no pertenece más o menos a la especie humana según el número de células que tenga o según los kilos que pese»Por esta razón, los científicos -entre los que figuran más de doscientos miembros de las Reales Academias- hacen hincapié en que "un aborto no es sólo la interrupción voluntaria del embarazo, sino un acto simple y cruel de la interrupción de una vida humana" "El aborto es además una tragedia para la sociedad. Una sociedad indiferente a la matanza de 120.000 bebés al año es una sociedad fracasada y enferma", agregan.

Sin consentimiento paterno

Entre las conclusiones de la Subcomisión del Congreso, condenan el otorgar a las menores de edad -mayores de 16 años- la posibilidad de poner fin a su embarazo sin consentimiento paterno. José Andrés Gallego, del Centro de Estudios Históricos del CSIC, ha afirmado que obligar a una joven a decidir sola a tan temprana edad es una "irresponsabilidad" y una "forma clara de violencia contra la mujer".

En el "Manifiesto de Madrid" se demanda información clara para que las mujeres puedan adoptar "libremente su decisión", tanto del procedimiento como de las consecuencias que esta intervención tendrá para ellas, sin omitir el cuadro psicopatológico conocido como "Síndrome Postaborto".

Los firmantes subrayan que el aborto es un drama con dos víctimas: "una muere y la otra sobrevive, y sufre a diario las consecuencias de una decisión dramática e irreparable". También solicitan, en defensa de los médicos que se oponen a destruir vidas, "la libertad de objeción de conciencia en esta materia, puesto que no se puede obligar a nadie a actuar en contra de ella".

Los expertos, entre ellos César Nombela, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense, creen que disminuir el número de abortos pasa por establecer nuevas medidas de apoyo a las mujeres, para que puedan continuar con su embarazo, así como por facilitar la adopción.

miércoles, 11 de marzo de 2009

¿ESPAÑA PARA EL ISLAM?


Cañizares preocupado por los "proyectos" islámicos para reconquistar España
«Hay quien quiere recuperar nuestras tierras para el Islam»
RD/EfeMiércoles, 11 de marzo 2009
El cardenal Antonio Cañizares ha expresado su "preocupación" por las voces que desde el mundo islámico piden la reconquista de España y ha instado a los españoles a no cercenar sus raíces cristianas, "que son la base de nuestra historia y de la unidad" del país.

"La dominación musulmana duró siglos y parecía una tema concluido. Pero no escondo una cierta preocupación por que en el mundo islámico hay quien quiere recuperar nuestras tierras para el Islam", indica Cañizares en una entrevista que publica en su último número la revista italiana "30 Giorni".

Según el cardenal español, "los católicos queremos tener buenas relaciones con todos, musulmanes incluidos, pero esos proyectos, que no parecen sólo teóricos, nos turban".

Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, señala en la revista mensual que dirige Giulio Andreotti que "teme" que la "ola laicista y relativista que embiste" a la sociedad española "siga atacando los valores fundamentales" sobre los que está construida la nación, como la fe católica, la vida, la familia y la educación.

"Espero que la Iglesia sea capaz de presentar a los españoles la auténtica cara de Jesús y que los españoles abran o reabran su corazón a Jesús. Espero y rezo para que mis compatriotas no cercenen las raíces cristianas, que son la base de nuestra historia y de la unidad de nuestro país", agrega.

Preguntado si "teme" por la unidad de España, el purpurado opina que se trata de un "bien moral, un bien no negociable".

Sobre sus relaciones con el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero y preguntado si es un "anti-Zapatero de hierro", Cañizares afirma que él no es "un anti-nadie".

Asegura que mantiene "relaciones cordiales" con el Ejecutivo, como demuestran las existentes con la vicepresidenta del gabinete español, María Teresa Fernández de la Vega, y los responsables de los gobiernos socialistas de Castilla La Mancha y Andalucía, donde ejerció su labor.

"Busco siempre el diálogo, lo que no me impide decir abiertamente lo que mi conciencia de cristiano y mi deber de pastor de la Iglesia me obliga a decir", precisa.

Acerca del levantamiento de la excomunión a los cuatro obispos cismáticos tradicionalistas y la negación del Holocausto por parte de uno de esos prelados, Richard Williamson, declara sobre el primer asunto que se ha tratado de un "gesto de misericordia gratuita del Papa" y, sobre el segundo, que fueron manifestaciones "delirantes que Benedicto XVI y la Santa Sede han rechazado con firmeza".

El cardenal añade que "no ha sido un bonito espectáculo" el modo con el que ha sido tratado el Papa por ese caso, "incluso desde dentro de la Iglesia".

"Menos mal" que la Iglesia española hizo público "un buen comunicado de filial apoyo a nuestro gran Benedicto XVI", precisa.

Sobre el Concilio Vaticano II, Cañizares dice que fue "una bendición" para la Iglesia y que él siempre lo ha visto "no como una ruptura con la tradición, sino como una confirmación de la tradición puesta al día".

Destaca que era necesario que del Concilio saliera una renovación de la liturgia, pero, "como se ha visto, no ha sido una operación perfectamente lograda" y en muchas ocasiones se ha cambiado respecto al pasado "por el mero hecho de cambiar, al considerar esa etapa como negativa o superada".

lunes, 9 de marzo de 2009

SER MUJER EN EL ISLAM Y EN LA IGLESIA CATOLICA



Teólogas italianas e iraníes a debate


ROMA, miércoles, 25 febrero 2009 (ZENIT.org).- Un joven fue a ver a un sabio creyente y le confesó, con un poco de temor, que tenía dudas sobre su fe. El sabio le respondió: "Me alegro, porque buscando las respuestas a las dudas es como se llega a creer".
"En el Corán, se subraya en varios pasajes la necesidad de preguntar y volver a preguntar", explicó la teóloga iraní Fariba 'Allasvand, tras relatar este apólogo durante el encuentro "Ser mujer en el Islam y en la Iglesia Católica: iraníes e italianas a debate".
Interrogar, debatir, buscar respuestas más allá del conocimiento en general superficial que se tiene del mundo del otro: han sido estos los objetivos del encuentro del pasado 18 de febrero en Roma, en la sede nacional de la Acción Católica Italiana, por iniciativa de esta asociación y de la Coordinadora de Teólogas Italianas, con el patrocinio de la Embajada de la República Islámica de Irán ante la Santa Sede.
La oportunidad surgió con la visita a Italia de una delegación de mujeres iraníes empeñadas en el campo teológico y en la defensa de los derechos de mujeres, familia y menores.
Según Tahere Nazari, del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní para las cuestiones internacionales inherentes a los derechos de las mujeres, niños y familia, está aumentando la conciencia del papel social de las mujeres en Irán, "que debe conciliarse con el de esposa y responsable de la educación de las futuras generaciones".
Las mujeres constituyen el 40% de la población en Irán, y una gran mayoría tiene menos de 25 años. "La tasa de ocupación femenina --explicó Nazari-- en 2007 era del 13, 6%, es decir el 12% más respecto a hace diez años".
Del mismo modo, "la tasa de alfabetización de la población mayor de seis años es del 80,3%, con un incremento del 126% respecto a hace diez años".
En el Parlamento iraní, donde las mujeres tienen acceso al par de los varones, se sientan hoy ocho diputadas y hay 1.491 consejeras comunales y provinciales, presentes en el Tercer Consejo, con un incremento del 8,44% de presencia, respecto a las asambleas precedentes. Aumentan también las estudiantes en todos los niveles de educación, las profesoras y las escritoras.
"Estos resultados --concluyó Nazari-- no son nuestro punto de llegada sino el signo de que las mujeres han comprendido que deben aumentar su esfuerzo para desempeñar su papel incluso en la construcción del país".
"Para el Corán --explicó Fariba 'Allasvand-- la mujer tiene la misma dignidad que el hombre, y la 'sharia', la ley islámica, atribuye a menudo a hombres y mujeres idénticos derechos y deberes". "Las pocas diferencias existentes --añadió la teóloga- se refieren a las diferencias físicas y psicológicas que caracterizan los papeles diversos en la familia".
A la maternidad se le reconoce un fuerte apoyo jurídico, porque está ligada a la transmisión de los valores entre las generaciones, pero sobre todo moral: "El Corán enseña que el respeto a la madre es la clave para resolver todos los problemas, y una actitud humilde ante ella es condición, en el hombre, para la entrada en el Paraíso".
Al hombre se le atribuye la tarea de guía y apoyo económico de la familia, aunque ambos cónyuges trabajen. Para el Islam, esta autoridad se justifica sólo en términos de servicio y la 'sharia' prohibe prevaricación y opresión: "Consultarse incluso en las más pequeñas cosas --afirmó Fariba 'Allasvand-- debe ser la norma entre los cónyuges".
"El Islam --añadió la teóloga-- es un sistema fundado en la justicia equilibrada entre los sexos en relación a su naturaleza".
El conflicto entre papel familiar y social de la mujer nace a menudo "a causa de la economía moderna que necesita a la mujer como individuo y no como madre".
Por este motivo, "el Gobierno iraní ha predispuesto diversas medidas a favor de la maternidad, entre ellas una para la trabajadora madre que puede trabajar, a paridad de estipendio, dos horas menos del horario normal".
"Es la sociedad la que debe adaptarse al papel de madre de la mujer y no al contrario --concluyó la teóloga--. Y gracias a los preceptos religiosos logramos superar el conflicto entre los dos papeles: una religión que no tenga un programa social, no puede tener importancia para el individuo".
Por su parte, Marinella Perroni, presidenta de la Coordinadora de Teólogas Italianas, considera que "encuentros de este tipo son el reconocimiento de cuánto pueden dar a su país y a las tradiciones religiosas las mujeres, con la competencia teológica, afirmando el derecho de las mujeres a reflexionar sobre Dios y a hablar de Él".
Es importante, añadió, "valorizar la capacidad femenina de poner en red la investigación partiendo de lazos de solidaridad".
"Nuestra sociedad que aparece secularizada --concluyó la teóloga italiana-- se caracteriza por la búsqueda de Dios, por el ansia de justicia y por lo que da respuesta a los interrogantes sobre el sentido de la vida. En esta perspectiva, se ve importante la aportación de las teólogas".
También para las mujeres italianas el camino de plena afirmación del propio papel en la sociedad y en la Iglesia no se ha acabado. Chiara Finocchietti, vicepresidenta nacional del sector de jóvenes de Acción Católica (AC), ha recorrido algunas de las etapas fundamentales de este itinerario hasta la afirmación del "genio femenino" contenido en la carta apostólica de Juan Pablo II Mulieris Dignitatem de 1988.
"Entre la carencia de políticas para la familia que ayuden a conciliar los papeles de madre y trabajadora --sostuvo Finocchietti-- y la dificultad de medirse con una sociedad en la que se restringe el espacio para una vivencia de fe, hay todavía mucho camino por hacer para una igual dignidad entre hombre y mujer, vivida en lo concreto, y para dar continuidad al protagonismo de las mujeres católicas expresado por grandes figuras como la de Armida Barelli" (1882-1952), fundadora de la Juventud Femenina Católica.
Según recordó la vicepresidenta de AC, esta mujer "logró reunir en un gran proyecto a millones de mujeres en una época, principios del siglo XX, en la que muchas de ellas estaban escasamente alfabetizadas y menos habituadas aún a salir de casa".
"El desafío que nos espera --concluyó Finocchietti-- es la construcción de una sociedad en la que prevalga el bien común y cada uno, varón y mujer, pueda encontrar el espacio para dar lo mejor de sí".
Por Chiara Santomiero, traducido del italiano por Nieves San Martín

sábado, 7 de marzo de 2009

LA DIGNIDAD DE LA PERSONA


Dignidad de ser persona (I)
La persona es capaz de conocerse, de poseerse y de darse libremente y entrar en comunión con otras personas; su relación fundamental es situarse cara a cara con Dios.
El hombre tiene dignidad porque es persona. Pero, ¿qué significa ser persona? ¿En qué se distingue del alma, pues claramente no es cuerpo?
Enrique Cases
ForumLibertas.com

Antropologia filosofica
José Ángel García Cuadrado




El valor personal El Catecismo de la Iglesia Católica en el n. 357 dice: “Por haber sido hecho a imagen de Dios, el ser humano tiene la dignidad de persona; no es solamente algo, sino alguien. Es capaz de conocerse, de poseerse y de darse libremente y entrar en comunión con otras personas; y es llamado, por la gracia, a una alianza con su Creador, a ofrecerle una respuesta de fe y de amor que ningún otro ser puede dar en su lugar”.
Las ideologías que se han independizado de su base cristiana conservan, a veces, algo de esa riqueza, otras la han perdido casi completamente, y en otras es un término vacío en sus aplicaciones prácticas, por ejemplo, en la ética y el derecho. Es de gran valor la aportación de Santo Tomás que, al entender el Ser como Acto, pues así se puede entender mejor que el hombre –imagen de Dios– participa de ese Acto; y de ahí viene la dignidad y la fuerza de cada persona, con un valor por sí misma, y capaz de desplegarse en una riqueza de acciones que impresiona.
Veamos algunos testimonios de esta riqueza. Por ser persona el ser humano es capaz de libertad, conocer y amar, pues lo propio de la persona es el núcleo personal, el núcleo del saber, el núcleo del amar, el de intimidad, el de novedad, el de irreductibilidad, el de coexistencia, el de ser familiar. Si se mira sólo el cuerpo no se pueden explicar estas realidades.
La inteligencia con la voluntad Con la noción de persona a cada descubrimiento de lo que le caracteriza: piensa, ama, elige, siente, etcétera; se le puede añadir el de “además”, siempre hay un más allá, un además cada vez más rico. Edih Stein también constata la unidad y la complejidad del ser humano y la explica desde la persona: “ni el hombre, ni su alma, son un mero haz de potencias separadas. Todas ellas tienen su raíz en el alma, son ramificaciones en la que ésta se despliega. Es más, precisamente en las relaciones existentes entre las potencias, los hábitos y los actos es donde mejor se patentiza la unidad del alma”.
Esa unidad evidente tiene una unidad más profunda que ella misma que es el acto de ser que constituye la persona. Por eso vemos una inteligencia volicional, una voluntad que sabe, un amor pensante, un querer temeroso o valiente, una ilusión intelectual que lleva a proezas en el querer, en el gozar de la contemplación, en la tristeza ante el mal que se ve o se padece, etcétera.
La raíz de esa fuerza es el acto que las origina, el acto de ser que constituye a la persona. Fernando Ocáriz dice a este respecto: “supuesta la naturaleza espiritual, ¿cuál es el constitutivo de la personalidad? De acuerdo con Santo Tomás, la respuesta es inmediata: el acto de ser, que es la perfección última y actualidad fundante de la naturaleza y de todas las determinaciones accidentales de la persona”.
Imagen de Dios e irrepetible No es fácil para la mentalidad cientifista, que quiere reducir toda la realidad a números y medidas, comprender qué significa acto, pero se debe intentar. Kierkegaard dice, en confrontación con el racionalismo, una expresión vigorosa: “cuántas veces he escrito que Hegel, como el paganismo, en el fondo hace de los hombres un género animal dotado de razón. Porque en un género animal vale siempre el principio: el singular es inferior al género. El género humano, por el contrario, tiene la característica precisamente de que cada Singular es creado a imagen de Dios, de que el Singular es más alto que el género”. Si se pierde esta noción de persona es fácil que lleguen los totalitarismos, los nihilismos y que el hombre se sienta desorientado en cuanto desconoce su identidad y busque cien modos de explicarla con fracasos más que notables; como detecta el posmodernismo.
Cardona y Kiekegaard utilizando un lenguaje más accesible dicen que el hombre es “Alguien delante de Dios”, es decir, no algo, ni sólo un individuo de un colectivo, sino alguien, único, irrepetible, con dignidad por el sólo hecho de existir, no tanto por sus dotes intelectuales, físicas o de cualquier tipo, sólo por ser hombre. Decir delante de Dios indica que no se trata de un ser aislado o autónomo, irresponsable, desgarrado, o arrojado a la existencia, o absurdo, sino que su relación fundamental es situarse cara a cara con Dios; o dicho de otro modo, como dos seres libres que se piden mutuamente amor, el hombre desde el tiempo y la historia y Dios en su eternidad.

Enviar amigo