lunes, 29 de noviembre de 2010

Los Mayas





¿Qué hay de las profecías de los Mayas? (1)


ciencia confirma la Profecía Maya
Siempre cuando se acaba un ciclo temporal (siglo o año) brotan los interrogantes sobre el fin del mundo, o el fin de una era. Y cuando hay fenómenos naturales que atemorizan, como suele ocurrir ahora con frecuencia, la preocupación es mayor. Con este motivo, y estando al final del año 2010, alguien me pregunta si puedo informar sobre la célebre civilización Maya y sus profecías para el año 2012. Con mucho gusto lo hago, consultando a expertos en la materia. El teme, como veremos, tiene un indudable interés. Dividiremos el tema en varios capítulos que publicaremos sucesivamente.

¿Quiénes fueron los Mayas? En este primer capítulo nos acercamos a conocer un poco esta civilización tan enigmática.

La civilización maya se extendió por el sur de Yucatán, parte de Guatemala y Honduras. entre los siglos III y XV.
Los mayas no constituían un estado unificado, sino que se organizaban en varias ciudades-estado independientes entre si que controlaban un territorio más o menos amplio. Tampoco hablaban una única lengua.

Cultura: Arte. Arquitectura


Las construcciones mayas se hicieron de madera y piedra básicamente. Entre las maderas se prefirieron la coba y el zapote, por ser muy resistentes a los ataques de las termitas. Entre las piedras se usaron caliza, arenisca, mármol, etc.
Realizaron todo tipo de construcciones: palacios rectangulares y alargados, templos, juegos de pelota, calzadas (sacbeob) que unían las ciudades principales, fortificaciones, baños de vapor (temazcal).
Se conservan importantes pirámides escalonadas en piedra. En lo alto de éstas se colocaba el templo. Estaban decoradas con pinturas de una variada gama de colores, y relieves. Algunos de estos son inscripciones de la escritura jeroglífica maya, aun no descifrada completamente. Las construcciones más importantes de esta época fueron Copán, Quiriguá, Piedras Negras, Palenque y Tikal.

Cultura: Escritura




Los mayas desarrollaron el sistema de escritura más completo de todos los pueblos indígenas americanos. Con él escribieron todo tipo de textos: de medicina, de botánica, de historia, de matemáticas, de astronomía...
Se conservan, además de las inscripciones, algunos códices:

El Códice de Dresde: escrito en el siglo XIII. Contiene un tratado de adivinación y de astronomía.
El Códice de París: posiblemente del siglo XIII. Contiene profecías y adivinaciones.
El Códice de Madrid: Contiene horóscopos y almanaques.
El Códice Grolier: Muy mal conservado. Contiene un calendario completo.
Cultura: Ciencias: Calendario. Astronomía

Desarrollaron un calendario muy preciso, con un año de 365 días. El año solar (haab) tenía 18 meses de 20 días cada uno y otro más de sólo cinco días. Los nombres de los meses eran: Pop, Uo, Zip, Zotz, Tzec, Xul, Yaxkin, Mol, Chen, Yax, Zac, Ceh, Mac, Kankin, Moan, Pax, Kayab, Cumbu y Uayeb.

Cultura: Ciencias: Matemáticas

Utilizaban un sistema de numeración vigesimal posicional. También tenían un signo para representar el cero, y así poder realizar operaciones matemáticas complejas.
El punto tiene un valor numérico de 1 y la raya de 5. Así podían contar hasta 19. Para hacer números mayores (igual que nosotros para hacer números mayores de 9) tenían que colocar esos signos en determinadas posiciones. Al ser un sistema vigesimal, o sea, que considera el 20 como unidad básica para la cuenta, cada espacio que se avanza en el número representa 20 veces más que el espacio anterior. Esto se entiende mejor si lo comparamos con el sistema que usamos nosotros.
El nuestro es un sistema decimal, o sea, que nuestra únidad básica de cuenta es el 10. Tenemos, por tanto, signos numéricos para contar del hasta 9. Si queremos contar más allá necesitamos jugar con las posiciones y colocar al menos dos signos numéricos, uno en primera posición y otro en segunda. La primera posición son las unidades y la segunda, como es un sistema decimal, representa 10 veces más que la primera, esto es las decenas. Así veinticinco nosotros lo escribimos 25 5 de unidades más 2 de unidades por 10 (2x10=20).
Un maya haría lo siguiente. € ______ La raya ocupa la primera posición, que son unidades, y por tanto es 5. El punto ocupa la segunda posición que significa 20 veces más de las unidades. Por tanto un punto en segunda posición vale 20 (y dos puntos valdrían 40).



Sociedad

La elite social la constituían los sacerdotes y los nobles, que residían en la ciudad (que era también el centro religioso). Los campesinos vivían en las zonas rurales cercanas a la ciudad.La base de la economía era la agricultura y frecuentemente se desbrozaban trozos de selva para realizar nuevos cultivos. Los principales fueron el maíz, el algodón y el cacao.Este último tuvo tanta importancia que llegó a ser utilizado como moneda.
Existía la esclavitud. Se supone que esos esclavos serían la mano de obra para la construcción de las pirámides colosales, pero ayudados por los campesinos. También debieron existir grupos de artesanos especializados.



Vida cotidiana

El principal espectáculo de los mayas era un juego de pelota, parecido al fúlbol. Según algunos investigadores, los jugadores eran los prisioneros de guerra y se decapitaba a los que perdían. Pero en realidad era más que un simple juego. Era un ceremonial religioso que representaba el paso de los astros y el sol (representado por la pelota), que es fuente de vida.



Cultura: Creencias y pensamiento

Los mayas creían que antes de existir nuestro mundo habían existido otros, pero que estos habían sido destruidos por diferentes catástrofes.El universo tenía tres partes: el cielo, la tierra y el inframundo. El cielo tenía 13 capas (la última de ellas en contacto con la tierra) y cada una gobernada por uno de los Oxalahuntikú. El dios Itzamná, a quien se representaba con forma de reptil o iguana, regía el Cielo en su conjunto. El inframundo estaba debajo de la tierra, y estaba dividido en 9 capas. Cada una de estas capas era gobernada por uno de los Bolontiku o Señores de la Noche.
Había además otros dioses que actuaban sobre las cosas cotidianas: el maíz, la miel, los mercados, etc.

Entra en:
www.youtube.com/watch

jueves, 7 de octubre de 2010

ENFERMERO ARREPETIDO





Rosa Cuervas-Mons publicó en el Semanario Alba del 19 de abril una noticia que, por su valor humano, recuperamos para nuestro Blog


En 1996 el enfermero Enrique Ferrara accedió a una plaza de quirófano en el Hospital Severo Ochoa de Leganés. Llevaba entonces más de diez años ejerciendo su profesión; había pasado por Urgencias, por Pediatría, Medicina Interna... La llegada al quirófano suponía una mejora en su carrera profesional.
Primero fue rotando por las distintas especialidades y después recaló en el quirófano de Ginecología: cesáreas de urgencia, histerectomías, operaciones de mama y los viernes... "Los viernes estaban programados los abortos" . A Ferrara no le gusta hablar de aquellos meses -casi dos años- en los que colaboró en la práctica de abortos, pero cree que la gente tiene que saber lo que son en realidad: "Si mi testimonio sirve para que una persona cambie de opinión, ya es bastante". Por eso contó su historia a la revista Misión y por eso recibe ahora a ALBA.
Lejos de su ánimo -y del nuestro- caer en el morbo o en la violencia gratuita; se trata de una dosis de realidad, de dura realidad, que sucede minuto a minuto, día tras día, hasta 120.000 veces al año en España.
"En Leganés sólo se empleaba entonces la técnica de aspiración; no sé si aparte, en Reanimación, se hacían partos inducidos para expulsar al feto, pero eso yo, gracias a Dios, no lo he visto".
Encender el aspirador
Lo que sí vio Enrique fue la tristeza inmensa que invade a la mujer que se somete a un aborto voluntario. "Me di cuenta de que ellas eran las que menos deseaban estar allí. Están presionadísimas por su familia o su pareja, porque tienen miedo a perder su trabajo... y casi todas lloran antes y después del aborto".
Dependiendo de la paciente y de las semanas de gestación se utiliza anestesia general o local. "Si la anestesia es local, la paciente está sedada y más de una vez se ha despertado alguna sobresaltada o dolorida en medio de la intervención; incluso se incorporaba", relata Enrique, que fue testigo de la hipocresía que reina entre los enfermeros: "Cuando llegué al quirófano de ginecología, me dijeron que, en los abortos, los enfermeros nunca ´tiraban de la valva´ [un instrumento utilizado a modo de pala para abrir el cuello del útero y poder así introducir la cánula que va conectada al aspirador], que habían conseguido no tener que hacerlo".
Sin embargo, los enfermeros sí ayudaban al anestesista y eran, además, los encargados de encender el aspirador con el que se succiona al feto. "Al final estás colaborando".
Cuando Enrique Ferrara llegó a Ginecología, "no era un defensor del aborto, pero tampoco estaba en contra". Los enfermeros, al contrario que los médicos, no pueden objetar a la práctica de abortos -"si dices que no haces abortos, te amenazan con mandarte a Urgencias, casi como castigo"-, así que Enrique se vio, casi sin darse cuenta, "envuelto en eso".
A medida que pasaban los meses algo en su interior le llevaba a rechazar lo que veía y hacía. "Se juntaron muchos factores. Además de verlo en primera persona, yo estaba en un momento de cambio interior, de transformación".
Se fue a hacer unos ejercicios espirituales que "al principio", dice él, no le "sirvieron demasiado", pero, poco a poco, fue "abriendo los ojos".
Cuenta que no podía dormir y que en esas noches en vela se planteaba para qué servía su trabajo hasta que, un día, "todo lo que antes daba igual lo veía desde otro punto de vista".
Hubo muchas pequeñas cosas que le llevaron a no poder soportar ese día a día en los quirófanos de abortos; una de ellas, ver cómo los aspiradores quedaban "atascados con fragmentos de tejido" durante el aborto. "La mayor parte del tiempo lo que ves son como coágulos de sangre, pero de vez en cuando el aspirador se atascaba y podías ver tejidos humanos, perfectamente identificables".
Otra, ver a una chica en la zona de corta estancia -donde están las pacientes acompañadas de sus familiares antes de la operación-. "Ella no estaba convencida y su madre era la que le decía que lo tenía que hacer. En el último momento la chica se levantó y le dijo: ´Aquí decido yo y no quiero hacer esto´, y se marchó sin abortar".
Otras muchas, en cambio, entraban llorando en el quirófano, pero entraban. "Los médicos, al verlas llorar, les decían ´la próxima vez toma precauciones´, nada más".
Tomada la decisión de cambiar el rumbo, Enrique Ferrara buscó primero la paz espiritual, "un sacerdote que me pudiera ayudar con esto porque no puede ser cualquiera". Se confesó por primera vez después de muchos años y recuperó la serenidad personal.
Reportaje íntegro en el número 273 del semanario ALBA
--

miércoles, 29 de septiembre de 2010

ORIENTACIÓN VOCACIONAL


Ofrecemos desde este FORO un servicio de ORIENTACIÓN VOCACIONAL On Line. El que lo desee puede enviar una E mail a esta dirección: juan.garciainza@gmail.com
En él pueden exponer sus dudas, sus preguntas, o todo aquello que desee que le aclaremos. Intentaremos contestar lo antes posible. Un saludo

Juan García Inza

viernes, 24 de septiembre de 2010

Domingo 26 del T.O.,ciclo C: LOS NUEVOS LÁZAROS


Como continuación del tema del tema del domingo pasado, que nos hablaba de la justicia, hoy el señor en el Evangelio habla de una de las ramas de esta virtud, que se llama la JUSTICIA SOCIAL. Esta pretende defender el bien común de todos los hombres, los derechos fundamentales del ser humano. Son muchos: el derecho a la vida, el derecho a una vivienda digna, el derecho a la educación, a la comida, al vestido, etc. Todos estos derechos son exigencias de la dignidad de la persona humana. Cuando estos derechos no se tienen en cuenta surge la pobreza en sus distintas manifestaciones.

La pobreza es una situación o forma de vida que surge como producto de la imposibilidad de acceso y/o carencia de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas humanas que inciden en un deterioro del nivel y calidad de vida de las personas. Puede ser descrita o medida por convenciones internacionales, aunque pueden variar los parámetros para considerarla.



Un intento de definición responde al hecho de que la pobreza debe ser vista como el resultado de un modelo económico y social, ejercido y aplicado en un territorio y tiempo determinado, por los diversos agentes económicos y políticos, que producen en la sociedad sectores excluidos de los beneficios totales o parciales del modelo en ejecución. A estos sectores excluidos de tales beneficios los llamamos generalmente pobres o más genéricamente como parte de la pobreza existente.



La pobreza no es pues una causa que deba ser tratada como tal para combatirla, es el resultado de procesos complejos y extendidos en el tiempo, que son difíciles de apreciar a simple vista y que requieren investigación sostenida para lograr su comprensión antes de plantear cualquier intento de terminar con la pobreza.

Estamos acostumbrados a oír hablar de pobreza y ya no nos dice nada, y mientras tanto esta sigue aumentando, los hombres siguen padeciendo, y un tanto por ciento muy elevado mueren cada día a causa de ella.



+Datos Alarmantes:



Más de 1.200 millones de seres humanos no tienen acceso a agua potable

1.000 millones carecen de vivienda estimable

840 millones de personas mal nutridas

200 millones son niños menores de cinco años

2.000 millones de personas padecen anemia por falta de hierro

880 millones de personas no tienen acceso a servicios básicos de salud.

2.000 millones de personas carecen de acceso a medicamentos esenciales.



Niveles de pobreza: Hay dos definiciones básicas distintas:



-Pobreza absoluta cuando ciertos niveles mínimos de vida, tales como nutrición, salud y vivienda, no pueden ser alcanzados.

-Pobreza relativa cuando no se tiene el nivel de ingresos necesarios para satisfacer todas o parte de las necesidades básicas, en comparación con otros del entorno.

-Umbral de pobreza que viene definido como la línea fijada en un dólar diario por persona, cantidad que se considera suficiente para la adquisición de productos necesarios para sobrevivir.



El Día Mundial para la Erradicación de la pobreza se celebra el 17 de octubre.

El Evangelio de hoy nos invita a mirar a nuestro lado y descubrir a tantos Lazaros que mendigan, sin decir nada, un poco de ayuda, algo de lo que nos sobra, una mirada de comprensión, una mano amiga. Siempre podemos dar algo, y cuando no podamos al menos miremos al necesitado con amor. Esto decía un pobre que pedía en un semáforo a un conductor que le dijo no tener nada: Ya que no me da nada, por lo menos míreme, que soy persona.

Juan García Inza

jueves, 23 de septiembre de 2010

Benedicto XVI beatifica al cardenal Newman y destaca su pasión por la verdad, la honestidad intelectual y la auténtica conversión


Benedicto XVI beatifica al cardenal Newman y destaca su pasión por la verdad, la honestidad intelectual y la auténtica conversión
Por SIC el 19 de Septiembre de 2010


Con la beatificación, esta mañana en el Cofton Park de Birmingham del cardenal John Henry Newman el Papa Benedicto XVI dio cumplimiento, según ha difundido Radio Vaticano, al motivo central de su visita de cuatro días al Reino Unido. El cardenal John Henry Newman, sacerdote de la Iglesia anglicana que, tras un laborioso proceso de discernimiento y de dudas, la abandonó a los cuarenta años para ser acogido en el seno de la iglesia católica. Newman ha sido un gran teólogo, predicador y estudioso de la Iglesia y paladín del ecumenismo.

Benedicto XVI ha empezado su homilía recordando que este domingo en particular representa también un momento significativo en la vida de la nación británica, al ser el día elegido para conmemorar el setenta aniversario de la batalla de Bretaña.

“Para mí, que estuve entre quienes vivieron y sufrieron los oscuros días del régimen nazi en Alemania, es profundamente conmovedor estar con vosotros en esta ocasión, y poder recordar a tantos conciudadanos vuestros que sacrificaron sus vidas, resistiendo con tesón a las fuerzas de esta ideología demoníaca. Pienso en particular en la vecina Coventry, que sufrió durísimos bombardeos, con numerosas víctimas en noviembre de 1940. Setenta años después recordamos con vergüenza y horror el espantoso precio de muerte y destrucción que la guerra trae consigo, y renovamos nuestra determinación de trabajar por la paz y la reconciliación, donde quiera que amenace un conflicto”.

“Pero existe otra razón, más alegre, -ha afirmado el Papa- por la cual este día es especial para Gran Bretaña y para Birmingham. Éste es el día en que formalmente el Cardenal John Henry Newman ha sido elevado a los altares y declarado beato.

“Inglaterra tiene un larga tradición de santos mártires, cuyo valiente testimonio ha sostenido e inspirado a la comunidad católica local durante siglos. Es justo y conveniente reconocer hoy la santidad de un confesor, un hijo de esta nación que, si bien no fue llamado a derramar la sangre por el Señor, jamás se cansó de dar un testimonio elocuente de Él a lo largo de una vida entregada al ministerio sacerdotal, y especialmente a predicar, enseñar y escribir”.

En el beato John Newman, ha explicado el Santo Padre, “esta tradición de delicada erudición, profunda sabiduría humana y amor intenso por el Señor, ha dado grandes frutos, como signo de la presencia constante del Espíritu Santo en el corazón del Pueblo de Dios, suscitando copiosos dones de santidad”.

“El lema del Cardenal Newman, cor ad cor loquitur, “el corazón habla al corazón”, nos da la perspectiva de su comprensión de la vida cristiana como una llamada a la santidad, experimentada como el deseo profundo del corazón humano de entrar en comunión íntima con el Corazón de Dios. Nos recuerda que la fidelidad a la oración nos va transformando gradualmente a semejanza de Dios”.

El Evangelio de hoy afirma que ‘nadie puede servir a dos señores’, y “el Beato John Henry, en sus enseñanzas sobre la oración -ha dicho el Papa-, aclara cómo el fiel cristiano toma partido por servir a su único y verdadero Maestro, que pide sólo para sí nuestra devoción incondicional.

“El servicio concreto al que fue llamado el Beato John Henry incluía la aplicación entusiasta de su inteligencia y su prolífica pluma a muchas de las más urgentes “cuestiones del día”. Sus intuiciones sobre la relación entre fe y razón, sobre el lugar vital de la religión revelada en la sociedad civilizada, y sobre la necesidad de un educación esmerada y amplia fueron de gran importancia, no sólo para la Inglaterra victoriana. Hoy también siguen inspirando e iluminando a muchos en todo el mundo”.

Luego, el Santo Padre ha rendido especial homenaje a la visión que sobre la educación tuvo el nuevo beato británico, y que “ha hecho tanto por formar el ethos, que es la fuerza motriz de las escuelas y facultades católicas actuales. “Firmemente contrario a cualquier enfoque reductivo o utilitarista, buscó unas condiciones educativas en las que se unificara el esfuerzo intelectual, la disciplina moral y el compromiso religioso”. El proyecto de fundar una Universidad Católica en Irlanda le brindó la oportunidad de desarrollar sus ideas al respecto. Benedicto XVI ha querido concluir su homilía “con una breve reflexión sobre la vida sacerdotal del cardenal Newman, como pastor de almas, leyendo un sermón suyo.

“Si vuestros sacerdotes fueran ángeles, hermanos míos, ellos no podrían compartir con vosotros el dolor, sintonizar con vosotros, no podrían haber tenido compasión de vosotros, sentir ternura por vosotros y ser indulgentes con vosotros, como nosotros podemos; ellos no podrían ser ni modelos ni guías, y no te habrían llevado de tu hombre viejo a la vida nueva, como ellos, que vienen de entre nosotros”.

“Newman -ha terminado diciendo el Papa- vivió profundamente esta visión tan humana del ministerio sacerdotal en sus desvelos pastoral por el pueblo de Birmingham, durante los años dedicados al Oratorio que él mismo fundó, visitando a los enfermos y a los pobres, consolando al triste, o atendiendo a los encarcelados”.

Al término de la ceremonia eucarística, durante el Ángelus, el Papa ha enviado un saludo especial a los fieles de Sevilla, donde ayer tuvo lugar la beatificación de la religiosa María Purísima de la Cruz.

Hermanos y hermanas en Jesucristo

Deseo enviar mi saludo al pueblo de Sevilla, donde ayer fue beatificada la Madre María de la Purísima de la Cruz. Que la Beata María inspire a las jóvenes a seguir su ejemplo de amor incondicional a Dios y al prójimo.

Luego, el Pontífice ha vuelto a hablar del ministerio pastoral y del espíritu de devoción y santidad del nuevo beato John Henry Newman, que cuando vino a vivir a Birmingham, dio el nombre de “Maryvale” a su primera casa en este lugar. El Oratorio que fundó está dedicado a la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen. Y puso bajo el patrocinio de María, Sedes Sapientiae, la Universidad Católica de Irlanda.

“De muchas maneras, vivió su ministerio sacerdotal con un espíritu de devoción filial a la Madre de Dios. Meditando acerca de su papel en el desarrollo del plan de Dios para nuestra salvación, llegó a exclamar: «¿Quién puede apreciar la santidad y la perfección de Aquella que fue elegida para ser la Madre de Cristo? ¿Qué dones debió tener, quien fue elegida para ser el único familiar más cercano en la tierra al Hijo de Dios, la única a quien Él estaba obligado por naturaleza a venerar y admirar; la escogida para guiarle y educarle, para instruirle día a día, a medida que crecía en sabiduría y en estatura?»”

El Papa ha terminado su alocución invitando a rezar a los fieles por María, la agraciada, la venerada y, en la que, “buscamos lógicamente su intercesión en nuestras propias necesidades y las del mundo entero. Ahora, nos dirigimos a nuestra Madre Santísima con las palabras del Ángel y le confiamos las intenciones que llevamos en nuestro corazón”.

_____________________________

lunes, 20 de septiembre de 2010

Sor Emmanuelle, de Medjugorje, en nuestra Parroquia



Sor Emmanuelle, de Medjugorje, en nuestra Parroquia


Actualizado 20 septiembre 2010
Sor Emmanuelle, de Medjogorje, con nosotros




El sábado día 18 tuvimos el regalo de tener con nosotros en el Santuario de la Divina Misericordia de Murcia, del cual soy Párroco, a Sor Emmanuelle. Vino de Medjugorje a evangelizar algunos lugares de España. Había una gran expectación. Desde bien temprano comenzaron a llegar al templo personas provenientes de distintos lugares de nuestra región y de las regiones limítrofes. Había una señora venida de Ceuta. El templo, que tiene una capacidad para seiscientas personas, fue insuficiente. Muchos siguieron los actos desde el amplio atrio de la Parroquia.

Comenzamos con Adoración al Santísimo y Santo Rosario. Continuamos con la Santa Misa. Y al terminar comenzó su conferencia Sor Emmanuelle. Era realmente llamativa la atención que prestaba la gente, que llegaban sentados hasta los mismos pies de la religiosa. Con su tono amable y afrancesado de voz nos dio en primer lugar un repaso por la historia de Medjugorje, que ella conoce de primerísima mano. El tema central de la charla giró en torno a la “oración del corazón”. Habló largamente de la necesidad de hacer oración, individual y en familia. Pero no rutinariamente, sino con el corazón. ¿Cómo se ora con el corazón? Sencillamente poniendo mucha fe y amor de Dios y de la Virgen en eso que pedimos, reflexionamos, o contemplamos. Recordaba aquellas palabras del Señor: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí”. Que Dios, y su Madre Santísima.se sientan amados sinceramente. Necesitamos ser cristianos auténticos.




Habló del estrago que está haciendo el demonio en los jóvenes y en las familias. Satanás está muy activo. Contó el testimonio de un chico que habló con ella y le dijo que él había pertenecido a una secta satánica, y que uno de los proyectos que tenían en sus actividades diabólicas era ir por las maternidades de los hospitales para consagrar al demonio a los recién nacidos. Por ello, nos decía Sor Emmanuelle, es necesario que consagremos toda la familia al Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María. Especialmente a los niños.




Los hogares están muy desprotegidos porque ahora se usan poco los signos religiosos (cuadros, crucifijos, etc.) A muchos les da vergüenza llevar crucifijos o medallas colgadas del cuello, como siempre se ha hecho. El demonio no tiene nada que hacer cuando se encuentra con una imagen del Señor. De la Virgen o de los santos. Propuso a todos que bendigan sus casas con agua bendecida, o incluso con sal bendecida como hacen las familias croatas. Contó algunos testimonios importantes que había tenido la ocasión de presenciar en el último encuentro de la juventud en Medjugorje a principios del mes de Agosto.

Animó a todos a tener una especial devoción al Niño Jesús. Mostró la imagen del Niño que siempre lleva consigo, y recordó que casi todas las imágenes del Niño Jesús que se venden en el mundo están hechas en España. Pero no solo hay que hacerlas, sino querer de verdad a Jesús Niños.





Al final de la charla todos querían saludar a Sor Emmanuelle. Dedicó muchos de los libros que ella ha escrito, y todos se marcharon muy contentos por haber escuchado y tratado a un alma de Dios.

Como Párroco de Esta iglesia Santuario doy las gracias públicamente a todos los que han hecho posible este acto, y en especial a Sor Emmanuelle

Juan García Inza

lunes, 13 de septiembre de 2010

90 virtudes para ser un buen empresario


Un amigo de Internet me envía esta relación de virtudes que todo empresario ha de tener en cuenta si quiere triunfar. Vale para todo tipo de empresas, incluida la gran “empresa” que es el matrimonio y la familia. Los hijos desde niños deben ir aprendiendo a ser hombres de empresas ambiciosas y nobles. Le agradecemos a Francisco su aportación.

90 Virtudes y valores humanos imprescindibles, que los empresarios tienen que conocer y practicar, para intentar tener éxito en los negocios:
1. Abnegación. Se requiere hacer muchos sacrificios voluntarios o involuntarios, incluso muchas veces hacerlos por altruismo. Lo contrario es comodidad.
2. Agradecimiento. Se debe sentir y mostrar gratitud por el trabajo que le hacen y por los beneficios que recibe. Lo contrario es egoísmo.
3. Amabilidad. Tiene que ejercitar y comportarse siendo afable, complaciente y afectuoso. Lo contrario es descortesía.
4. Aprender. Siempre tiene que estar dispuesto a seguir aprendiendo, en una educación continua y escuchando todas las sugerencias que le hagan. Cuanto más sepa, más prosperará. Lo contrario es mantenerse o aumentar la ignorancia.
5. Aprovechar. Tiene que saber aprovechar muy bien las oportunidades, su tiempo y el de sus colaboradores, sacando el mejor provecho a los recursos humanos, financieros y materiales. Lo contrario es derrochar.
6. Arrepentimiento. Tiene que saber arrepentirse, privada o públicamente de los errores cometidos, bien sean propios o motivados por él. Lo contrario es el orgullo.
7. Autodisciplina. Junto con el autodominio, son dos de las virtudes más importantes, para saber actuar sin dejarse llevar por los vicios contrarios, como son la pereza, la holgazanería, etc. Lo contrario es el desorden.
8. Ayudar. Debe saber hacer el esfuerzo para cooperar, auxiliar o socorrer, cuando los demás lo necesitan o incluso adelantándose. Lo contrario es negar, abandonar o estorbar.
9. Bien común. Tiene que intentar que su empresa aporte algo positivo, para mejorar la sociedad, bien sea en productos o servicios. Lo contrario, hará que fácilmente caiga en el mal o en la indiferencia, hacia la sociedad.
10. Carácter. Le permitirá mantener que su si, es si, y que su no, es no, lo que le distinguirá positivamente de los demás y lo transmitirá a sus productos, servicio y a los demás. Lo contrario es flaqueza e ineficacia.
11. Coherencia. Para mantener la buena relación de unas cosas con otras, en una actitud lógica y consecuente, sabiendo distinguir entre lo importante y lo urgente. Lo contrario es incongruencia y caos.
12. Colaboración. Dándola y pidiéndola para formar buenos equipos, que naveguen todos y siempre en el mismo rumbo empresarial. Lo contrario es individualismo y egoísmo.
13. Conciencia. Debe conocerse a si mismo, interna y externamente y reflexionar sobre el bien y el mal de sus actividades. Lo contrario es insensibilidad.
14. Confianza. Teniéndola sobre si mismo y sobre lo que está haciendo, para que le de fuerza el hacer las cosas. Los negocios deben hacerse, la mayoría de las veces en función de la mutua desconfianza. Lo contrario es inseguridad.
15. Conocimiento. Es imprescindible e indispensable, estar al día a través de la educación continua, de todo lo relacionado con el negocio. Activando el entendimiento, la inteligencia y la razón natural. Lo contrario es ignorancia.
16. Constancia. Debe ser firme y perseverante en los objetivos, resoluciones y propósitos acordados. Lo contrario es flaqueza e inestabilidad.
17. Control. Para los propios actos personales y los internos y externos del negocio, desarrollado en todos los niveles, para evitar que las cosas se vayan de las manos. Lo contrario es negligencia o descuido.
18. Cooperación. Es la base para formar equipos con el personal, proveedores y clientes y conseguir los objetivos. Ofrecer antes de recibir. Lo contrario es egoísmo e inhibición.
19. Cortesía. Es una de las demostraciones de la buena educación, al manifestar atención, respeto o afecto hacia otras personas, máxime cuando no se lo merecen. Lo contrario es tosquedad y ordinariez.
20. Criterio. Una de las virtudes más difíciles de demostrar diariamente y en todos los actos del negocio. Es la norma que con juicio y discernimiento, permite conocer la verdad. Lo contrario es insensatez e inmadurez.
21. Decisión. Pero siempre acompañada del conocimiento. Acelerarse conduce a errores. Apuntar bien, pero disparar cuando haya certidumbre. Lo contrario es flaqueza y apatía.
22. Desprendimiento. Obrar con despego, largueza y desinterés por las cosas, aunque suponga saber perder. Lo contrario es tacañería, avaricia y egoísmo.
23. Dialogar. Hablar y escuchar alternativamente como las personas de bien, las ideas de cada uno, buscando la avenencia coherente. Lo contrario es falta de comunicación.
24. Diligencia. Hacer las cosas bien con prontitud, cuidado y agilidad. No es conveniente hacer las cosas mal, pero deprisa. Lo contrario es pereza.
25. Disciplina. Hacer las cosas siempre de acuerdo con el orden establecido. Es uno de los principales cimientos, donde se asientan muchas de las otras virtudes y valores. Lo contrario es desorden.
26. Discreción. Relacionada con la sensatez, la prudencia, y la reserva para formar opiniones y tener mucho tacto al hablar u obrar. Lo contrario es imprudencia pudiendo ser temeraria.
27. Educación. Tanto en la formación profesional, como en la manera de de comportarse con los colaboradores, proveedores, clientes y socialmente. Lo contrario es grosería o zafiedad.
28. Ejemplo. Para que otros se sientan inclinados a imitar lo realizado, si es bueno y honesto, o para que eviten caer en lo opuesto. Lo contrario es escándalo.
29. Entrega. Hay que tener pasión sana, por lo que se hace o se quiere hacer, poniendo mucha atención, interés y esfuerzo. Lo contrario es pasar o abandonar.
30. Entusiasmo. Hacer las cosas que admire o cautive, con exaltación y fogosidad de ánimo, de forma fervorosa, que le mueva a favorecer los objetivos. Lo contrario es apatía y desánimo.
31. Escuchar. Prestando atención a lo que le dicen intentando entenderlo. Escuchar bien, suele ser mas difícil que hablar. Lo contrario es ignorar.
32. Esfuerzo. Es necesario aplicar toda la posible energía, vigor, ánimo y valor para vencer las dificultades y conseguir lo propuesto. Lo contrario es dejadez o desistir.
33. Espíritu crítico. Las críticas principales tienen que llegar de la propia persona, las del exterior puede que no le lleguen. Es bueno cuestionarse y cuestionar, todas las acciones personales y las realizadas para el negocio. Lo contrario es pusilanimidad.
34. Estudio. Hay que dedicar muchas horas semanales a la formación y a la educación continua, para estar al tanto de lo que hay y de lo que se avecina. Lo contrario es descuidarse o abandonarse.
35. Examen interno. Hacerlo con un sistema, que no deje resquicios a los olvidos o a la pereza de enfrentarse a situaciones propias, por muy desagradables que sean. Lo contrario es irreflexión o despreocupación.
36. Ética. Las acciones, productos y servicios si son hechos bajo esta premisa moral, siempre darán buenos frutos. Donde falta la ética entran los problemas. La ética siempre paga buenos dividendos, Lo contrario es Corrupción.
37. Familia. El principal objetivo de un negocio es la mejora de la familia, por lo que no puede ser un obstáculo, para que la familia se destruya. Hay que equilibrar muy bien el negocio con la familia. Lo contrario es abandono familiar.
38. Fidelidad. Es muy importante ser leales con las personas e incluso con las empresas relacionadas. La fidelidad también paga buenos dividendos. Lo contrario es deslealtad o traición.
39. Formación. Juntamente con el estudio y la educación, deben ser valores para tener muy presentes, si se pretende que la empresa funcione y prospere. Lo contrario es ignorancia.
40. Fortaleza. Esta virtud humana sirve para que con la fuerza y vigor que produce, poder vencer el temor y saber huir de las malas tentaciones morales y profesionales. Lo contrario es debilidad o flaqueza.
41. Generosidad. Tiene que ir con largueza delante o al lado de la caridad, nunca detrás, pues se antepone a la utilidad y al interés. Lo contrario es tacañería, mezquindad o egoísmo.
42. Gratitud. Dicen que ser agradecidos es de bien nacidos, pero hay que demostrarlo y comunicarlo. Si es posible, devolver a otros los beneficios que gratuitamente hemos recibido. Lo contrario es deslealtad.
43. Honestidad. La forma de hacer negocios, que estén relacionados con la honradez, el recato, la justicia, la razonabilidad, la rectitud y la decencia. Lo contrario es inmoralidad, maldad o desvergüenza.
44. Honor. Mantenido en la palabra dada y en la reputación, para cumplir con los compromisos y deberes del prójimo y de uno mismo. Lo contrario es vileza, bajeza o indecencia.
45. Honradez. Tanto en el trabajo realizado, en el precio y plazo acordado, en los salarios pagados y en el beneficio obtenido. Lo contrario es inmoralidad o deshonra.
46. Humildad. Para conocer las propias limitaciones y debilidades y obrar en consecuencia, sin que sea falsamente, para no engañar a los empleados, clientes y proveedores. Lo contrario es soberbia, altanería u orgullo.
47. Imagen. Tratar de mantenerla buena, ante la sociedad que le rodea, en el aspecto personal, familiar, social y profesional. Lo contrario es abandono o dejación.
48. Justicia. Dando a cada uno lo que le corresponde o pertenece, en función de su derecho, la equidad o la razón. Lo contrario es parcialidad o arbitrariedad.
49. Lealtad. Soportada en la fidelidad, en el honor, en la hombría de bien, en el amor, en la legalidad, en la verdad y en la gratitud. Lo contrario es traición, hostilidad o animosidad.
50. Liderazgo. Demostrándolo continuamente, para dar ejemplo y arrastrar hacia otras virtudes y valores humanos a los colaboradores, clientes, proveedores y a la sociedad. Lo contrario es subordinación, sumisión o dependencia.
51. Madurez. Demostrando continuamente la plenitud vital indispensable, sensatez, buen juicio y prudencia. Lo contrario es inexperiencia.
52. Moderación. Haciendo que las palabras y las acciones sean con cordura, discreción y templanza. Lo contrario es desenfreno, abuso o exceso.
53. Obediencia. Practicándola por jerarquía, cortesía o reconocimiento, sin que suponga sometimiento. Lo contrario es indisciplina.
54. Objeción de conciencia. Derecho irrenunciable que tienen todos los empresarios, para no realizar negocios que vayan en contra de la moral, de la ética, de las leyes o de las buenas costumbre. Lo contrario es aprobación o conformidad.
55. Objetivos determinados. A los que deben ajustarse todas sus acciones, para evitar distracciones o desviaciones no previstas. Lo contrario es irreflexión o ligereza.
56. Optimismo. Actitud y propósito para ver y juzgar con realismo las cosas en su aspecto más agradable. Lo contrario es negativismo.
57. Orden. Haciendo primero lo primero, y en el lugar que a cada cosa le corresponde. Pero sabiendo lo que se hace, se dicta, se obedece y se ejecuta. Lo contrario es anarquía.
58. Paciencia. Teniendo que padecer o soportar algo sin alterarse, sabiendo esperar, aunque sea pesado o minucioso. Lo contrario es atolondramiento.
59. Palabra de honor. Demostrando que el si es si y el no es no en las acciones, testimonios, promesas u ofertas. Lo contrario es engañar o decepcionar.
60. Perdón. Sabiéndolo otorgar aunque duela, si previamente ha habido una razonable petición e intención de restitución. Lo contrario es castigo, venganza o represalia.
61. Perfección. Intentando continuamente hacer lo mejor posible las cosas, con superación y eficacia. Algunas veces pudiera ser enemiga de lo mejor. Lo contrario es fealdad o “yavalismo”
62. Perseverancia. Intentando mantenerse constante en una actitud u opinión que se ha comenzado. Lo contrario es abandono o inconstancia.
63. Prever. Intentado ver con anticipación lo que posiblemente pueda suceder, estudiando las señales, indicios, estadísticas, etc. y poder así tomar las correspondientes medidas. Lo contrario es despreocupación o desconocimiento.
64. Prójimo. Considerando al colaborador, cliente y proveedor con solidaridad humana. El mercado es la suma de muchos prójimos, a los que hay que tratar como si fuera uno mismo. Lo contrario es distante o desconocido.
65. Prudencia. Para discernir y distinguir lo que es bueno o malo, y así poder seguirlo o huirlo. Está relacionada con la templanza, la cautela y la moderación. Lo contrario es desenfreno.
66. Puntualidad. Teniendo en cuenta que el tiempo es oro, armonía familiar y social, para uno mismo y para los demás. Nadie tiene derecho a robar impunemente el tiempo ajeno. Lo contrario es informalidad, abuso, desconsideración.
67. Rectitud. Haciendo y diciendo las cosas con justicia, exactitud, razón, justificación y conocimiento. Lo contrario es arbitrariedad, parcialidad o desequilibrio.
68. Reflexión. Para poder tomar más sabiamente las decisiones y para persuadir o convencer a los colaboradores, clientes y proveedores. Lo contrario es negligencia.
69. Respeto. Haciendo todos los negocios y manteniendo las relaciones personales con miramiento, consideración y deferencia. Lo contrario es insolencia o descortesía.
70. Responsabilidad. Asumiéndola en las duras y en la maduras, principalmente en las acciones realizadas voluntariamente, aunque hayan salido mal. Lo contrario es inmadurez, imprudencia o insensatez.
71. Sabiduría. Intentando alcanzarla a través del estudio, que profundice en el conocimiento necesario, lo que le permitirá realizar los negocios de forma prudente. Lo contrario es ignorancia, desconocimiento o ineptitud.
72. Sacrificio. No huir de la abnegación que pueda suponer el esfuerzo que demanda el negocio, incluso pensando en la recompensa por el trabajo bien hecho. Lo contrario es comodidad.
73. Salud. Intentando mantenerse en perfectas condiciones físicas, mentales y espirituales, para poder realizar con plenitud todas las tareas necesarias para el negocio. Lo contrario es desarreglo, desorden o ruina.
74. Secreto. Sabiendo conservar, reservar y ocultar, cuidadosamente y con sigilo, los conocimientos relacionados con el negocio. Lo contrario es imprudencia, descuido o locuacidad.
75. Sencillez. Intentar hacer los negocios de forma natural, sin ostentación, doblez, ni engaños. Evitando la ostentación y los adornos. Lo contrario es soberbia o exageración.
76. Sensatez. Haciendo las cosas con prudencia y buen juicio, siempre de acuerdo con las normas, usos y costumbres del negocio, para no poner en riesgo el patrimonio, ni a los empleados, proveedores y clientes. Lo contrario es irreflexión, dislate o candor.
77. Seriedad. Demostrándola de forma real y sincera, en la forma de proceder en todas las acciones del negocio, sin que haya engaños, burlas o dobleces. Lo contrario es irresponsabilidad, ligereza o frivolidad.
78. Servicio. Entendiendo que es una de las características, que más aprecian los empleados y clientes y que puede definir el ser o no ser del negocio. Lo contrario es desamparo, desidia o indolencia.
79. Sinceridad. Expresándose con sencillez y verdad, sin fingir en lo que se dice o se hace. La verdad hace libre al empresario, no las medio verdades o medio mentiras. Lo contrario es hipocresía, doblez o malicia.
80. Solidaridad. Sabiendo aplicar esta variante de la caridad, en las inquietudes o problemas de los empleados, clientes y proveedores. Hoy por ti, mañana por mí. Lo contrario es egoísmo o indiferencia.
81. Sufrimiento. Llevando con paciencia, conformidad y tolerancia, los malos momentos del negocio, pero sin desviarse por ellos de los objetivos propuestos, pues siempre habrá momentos que hay que superar. Lo contrario es insolencia o intransigencia.
82. Templanza. Moderando los apetitos y el mal uso de los sentidos, sujetándolos a la razón con sobriedad y continencia. Lo contrario es desenfreno, exceso o abuso.
83. Tiempo. Buscando un equilibrio entre el dedicado a la familia, al negocio, al esparcimiento y a la formación profesional y religiosa. Todos tenemos 24 horas y las podemos administrar. Lo contrario es descontrol o egoísmo.
84. Tolerancia. Respetando y sufriendo con paciencia las ideas, creencias u opiniones de los empleados, aunque sean diferentes o contrarias a las propias. Lo contrario es tiranía, intransigencia o terquedad.
85. Trabajo. Procurando dignificarlo religiosa y socialmente, en beneficio propio y de los empleados. Lo contrario es holgazanear o vaguear.
86. Trato. Procurando el buen comportamiento con los empleados, clientes y proveedores, demostrando una buena educación. Lo contrario es hostilidad o brusquedad.
87. Valor. Demostrando mucha entereza de ánimo, para cumplir los deberes con los empleados, clientes y proveedores, sin arredrarse por asumir los riesgos bien estudiados. Lo contrario es cobardía, timidez o temor.
88. Verdad. Mantener siempre lo que se dice, siente o piensa, aunque cueste disgustos. Lo contrario es mentira, falacia o engaño.
89. Vergüenza. Tener el pundonor de reconocer, interna o externamente por las faltas cometidas, o por acciones deshonrosas, propias o ajenas. Lo contrario es descaro, impudor o cinismo.
90. Voluntad. Ejercitar el libre albedrío, para decidir la propia conducta, sin dejarse presionar por las circunstancias o por terceros. Lo contrario es indiferencia, debilidad o desgana.
La disciplina es la virtud que elegiría sin lugar a dudas, como la más importante para el empresario. Cuando esta virtud no está fuertemente cimentada, será imposible edificar sobre ella las otras virtudes y valores humanos, imprescindibles para su éxito. Si está bien asentada, será la virtud en la que se puedan sustentar casi todas las otras, indispensables para ser un buen empresario.
Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

domingo, 12 de septiembre de 2010

Sor Emmanuel en nuestra Parroquia


La religiosa francesa conversa de Medjugorje estará el próximo sábado, día 18, en nuestra Parroquia para dirigir una sesión de evangelización. A las 19,30 tendremos el rezo del Santo Rosario con Exposición del Santísimo. A las 20 h. Santa Misa. A las 20,30 Charla de Sor Emmanuel. Es un acontecimiento único que debemos aprovechar. Solo estará en Madrid. Málaga, Barcelona, Zaragoza, Valencia y con nosotros.

Mons. Demetrio Fernández: «El vientre materno se ha convertido en el lugar más peligroso»



El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, alertó ayer del progresivo recorte del derecho a la vida, ya que «cada día son miles los asesinados en el vientre materno», que, según su opinión, «se ha convertido en el lugar más peligroso para la supervivencia». Fernández expresó estas palabras ante varios cientos de fieles en la misa en honor de Nuestra Señora de la Fuensanta a los que les advirtió de la facilidad de conseguir medios para abortar, mientras que «no se ofrece nada a las mujeres que piden ayuda para llevar adelante su maternidad». El prelado condenó también el constante ataque a las tradiciones religiosas que sufrimos hoy.
11/09/10 9:35 AM | Imprimir | Enviar

(El Día de Córdoba/InfoCatólica) En esta línea, el obispo señaló que la mujer “vuelve a ser una vez más víctima de una sociedad egoísta”, y dijo que “muchas se ven obligadas a llevar a cabo este acto del que se arrepentirán toda la vida”. Durante la homilía el obispo comparó el vientre de las mujeres con el de María, “que se convirtió en fuente santa de vida porque de ella nació Jesús, el hijo salvador”.
Don Demetrio estuvo acompañado en la ceremonia por canónigos como Fernando Cruz Conde, Manuel Marín Hinojosa, Antonio Evans y Manuel Pérez Moya, entre otros integrantes del Cabildo de la Catedral, así como por el equipo parroquial del Santuario de la Fuensanta.
El prelado también hizo un inciso en al ataque de las tradiciones religiosas “en una época en la que se vende el fomento del pluralismo”. El objetivo de estos constantes ataques es, según el obispo, “eliminar a Dios del mapa, la relación con la Virgen o con los santos”, aunque insistió en que “nunca podrán con los cristianos”. Incluso, destacó que “nos quitarán la vida, pero nunca nuestra fe”. Como ejemplo, Mons. Fernández apuntó a varios momentos históricos del siglo XX como la revolución marxista y bolchevique, “cuyo sistema se basaba en la opresión religiosa”. Tras la caída del Muro de Berlín (1989), según el obispo, el cristianismo volvió a resurgir “y una década después la mayoría de la población era cristiana”. De esta forma, “se demuestra que tanta persecución sirvió solo para el retraso del progreso de los países que se sometieron a este sistema”.
No obstante, aseguró que en un futuro “quizás haya menos cristianos”, aunque “lo importante es que sean de calidad”. De esta forma concluyó que el futuro no está en manos de la masa sino de “las minorías creativas”.

Para Mons. Demetrio Fernández la de ayer fue su primera ceremonia de celebración de Nuestra Señora de la Fuensanta tras su reciente incorporación al Obispado de Córdoba. Así las cosas, el prelado cordobés insistió en que en tan solo medio año “he comprobado el amor y la devoción que los cordobeses profesan a la Virgen”.
| Imprimir | Enviar | RSS | Facebook | Meneame | Technorati |

(RV/InfoCatólica) La Iglesia, afirmó Benedicto XVI, acompaña a los nuevos obispos con gran esperanza, con la oración y con afecto. El Papa aseguró que él también acompaña a los pastores que han sido llamados hace poco tiempo al ministerio episcopal en todo el mundo:
“Yo también quiero aseguraros mi cercanía espiritual en vuestro servicio cotidiano al Evangelio. Conozco los desafíos que debéis afrontar, especialmente en las comunidades cristianas que viven su propia fe en contextos no fáciles, donde, además de varias formas de pobreza, se verifican algunas veces formas de persecución a causa de la propia fe cristiana. A vosotros os corresponde la tarea de alimentar sus esperanzas, de compartir sus dificultades, inspirándoos en la caridad de Cristo, que consiste en la atención, ternura, compasión, acogida, disponibilidad e interés en lo que respecta a los problemas de la gente, dispuestos a entregar la vida”.
Recordando que están sostenidos por el Espíritu Santo y que el ministerio episcopal se comprende sólo a partir de Cristo, sumo y eterno Sacerdote, Benedicto XVI evoco ante los obispos la Exhortación Apostólica Pastores gregis, del Siervo de Dios Juan Pablo II e hizo hincapié en que el Obispo “se esforzará en adoptar un estilo de vida que imite la kénosis de Cristo siervo, pobre y humilde, de manera que el ejercicio de su ministerio pastoral sea un reflejo coherente de Jesús, Siervo de Dios, y lo lleve a ser, como Él, cercano a todos, desde el más grande al más pequeño”.
Pero para imitar a Cristo hay que dedicar tiempo para estar “con Él”, en la oración y la contemplación:
“La vida del Obispo debe ser una oblación continua a Dios por la salvación de su Iglesia y, en especial, por la salvación de las almas que le han sido confiadas. Esta oblación pastoral constituye también la verdadera dignidad del Obispo: que deriva del ser siervo de todos, hasta dar la propia vida. El episcopado, en efecto – al igual que el presbiterado – nunca se debe malinterpretar siguiendo categorías mundanas. Es servicio de amor. El Obispo está llamado a servir a la Iglesia con el estilo del Dios hecho hombre, siendo cada vez más plenamente siervo del Señor y siervo de la humanidad. Es sobre todo servidor y ministro de la Palabra de Dios”.
Por último, el Santo Padre recordó a los obispos que el evangelio puede mostrar toda su potencia salvífica, en especial en las comunidades que se viven en situaciones de frontera religiosa, antropológica y social, siendo incluso su presencia minoritaria:
“No debéis ceder al pesimismo y desaliento, porque es el Espíritu Santo el que guía a la Iglesia y le da – con su soplo poderoso – la valentía de perseverar y de buscar nuevos métodos de evangelización, para alcanzar ámbitos hasta ahora inexplorados. La verdad cristiana es atrayente y persuasiva precisamente porque responde a la necesidad profunda de la existencia humana, anunciando de forma convincente que Cristo es el único Salvador de todo el hombre y de todos los hombres. Este anuncio sigue siendo válido hoy así como lo fue al comienzo del cristianismo, cuando se obró la primera gran expansión misionera del Evangelio. Queridos Hermanos en el Episcopado, es en la potencia del Espíritu Santo que tenéis la sabiduría y la fortaleza para lograr que vuestras Iglesias testimonien la salvación y la paz”

viernes, 10 de septiembre de 2010



http://www.santafaustina.info/faustinum-madm.htm
http://www.faustinum.pl/
www.faustinum.pl/

Todo sobre el Santuario de la Divina Misericordia de Cracovia, y su acción apostólica

http://www.santafaustina.info/faustinum-madm.htm