sábado, 18 de abril de 2009

ESTADOS UNIDOS CONSIDERA TERRORISMO IR CONTRA EL ABORTO


El Departamento de Seguridad Interior del gobierno federal de los Estados Unidos dirigido por la sectaria y virulenta abortista Janet Napolitano, ex-gobernadora de Arizona, publicó una instrucción dirigida a sus agentes distribuidos en todo el país, por la que les insta a estar alerta e investigar a los que llama “extremismo de derecha” en el que incluye a personas y grupos que se oponen “al aborto y al matrimonio homosexual”.
El documento titulado, Rightwing Extremism: Current Economic and Political Climate Fueling Resurgence in Radicalization and Recruitment, declara pasibles de investigar a todos “los que son antagónicos a la nueva administración federal -la de Obama- y a sus políticas sobre cuestiones sociales”.
Janet Napolitano siendo gobernadora de Arizona, vetó la ley que prohibía el aborto “por nacimiento parcial” y la que aseguraba el respeto a la objeción de conciencia de los farmacéuticos que no quería vender el abortivo llamado “píldora del día después”. (Nota: El aborto por nacimiento parcial, partial birth abortion, consiste en inducir el parto de un niño no-nacido que ya es viable y aspirarle el cerebro a través de una incisión en la base del cráneo, antes que su cabeza haya salido completamente del vientre de la madre).
Richard Thompson, presidente del Thomas More Law Center, declaró: “Esto no es un informe de inteligencia, sino una injuria contra los que se oponen a las políticas de la administración de Obama. Se trata de una declaración de guerra contra el pueblo y contra nuestra constitución. Se trata del preludio a una legislación que incite al odio contra las iglesias cristianas y contra otras instituciones o personas que se oponen al aborto y al llamado ‘matrimonio’ entre personas del mismo sexo”.
Wendy Wright, presidenta de Concerned Women of America (CWA), recordó a Life Site que durante el gobierno de Bill Clinton existió una task force, conocida como Violence Against Abortion Providers Conspiracy (VAAPCON) que puso bajo vigilancia a la misma CWA, a la Christian Coalition, al National Right to Life Committee, a la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, e incluso al Cardenal John O’Connor, entonces arzobispo de New York, conocido por su lucha sin cuartel a favor del respeto a la vida humana y a la familia

No hay comentarios: