miércoles, 1 de abril de 2009

LA M INISTRA AIDO Y BARAMBIO


Aído y Barambio en sintonía: reunión de la ministra con el médico abortista condenado
ACAI pide una ley de plazos de 24 semanas ya que la de 12 deja fuera a un colectivo de mujeres que son “vulnerables”; Aído cree que el debate sobre el aborto “está superado”
La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha rectificado la actitud habitual del gobierno y ha iniciado una ronda de contactos con las asociaciones relacionadas con el aborto incluyéndolas por primera vez en el debate oficial sobre la ampliación de la ley del aborto actual.
Entre las organizaciones con las que Aído se ha reunido figura en lugar destacado la que preside Santiago Barambio, el médico abortista recientemente condenado por la Audiencia de Barcelona. Barambio es el máximo responsable de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ACAI).

El médico abortista ha sido condenado junto al abortorio en el que trabaja a pagar 12.312 euros por los daños causados a una mujer que se sometió a un aborto y después no atendió correctamente cuando acudió al centro con sangrados. Barambio fue elegido por el PSOE para comparecer como experto en la subcomisión que el Gobierno organizó en el Congreso cuando quiso iniciar la reforma de la ley.

El sector abortista ingresa al año 50 millones de euros interrumpiendo embarazos.

Aído y Barambio en sintonía

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, cree que el debate que plantean los grupos próvida “está superado”, ya que según considera la política “tuvo lugar hace un cuarto de siglo y está ampliamente superado por la sociedad”. La ministra se pregunta por qué estos grupos “no se han manifestado durante este tiempo”.

Aído consideró el encuentro con ACAI positivamente y manifestó haber acordado “garantizar el acceso en igualdad de oportunidades en todo el territorio dentro de la sanidad pública”. Asimismo, mostró su deseo de “reducir el número de embarazos no deseados con más prevención, información y educación”, además de “protección, garantías y seguridad jurídica para la mujer y los profesionales”.

En el mismo encuentro Barambio dijo haber propuesto a la ministra una ley de plazos de 24 semanas, porque, según el abortista, la de 14 “deja fuera a un colectivo de mujeres, que precisamente son vulnerables”. En caso de diagnóstico tardío de malformaciones, el representante de la ACAI defendió no establecer límites y que la decisión la tome un comité en 48 horas. También defendió que no haya límite “cuando un bebé no vaya a tener una vida digna”.

A lo largo de la semana la ministra se entrevistará con asociaciones provida.

Los socialistas critican las cifras abortistas del PP

La ministra Aído se ha preguntado recientemente “¿Por qué no ha habido manifestaciones contra el aborto en los últimos 20 años?” en los que ha estado en vigor la ley vigente. Asimismo el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha recordado que “en España se aborta con la misma ley desde hace muchos años” y que “durante los ocho años del Gobierno del PP, con José María Aznar al frente, se practicaron 500.000 abortos”.

Reconociendo que esto es cierto, hay que destacar que la postura del PP en todo caso fue de indiferencia mientras que la del PSOE ha sido beligerante contra la Iglesia y a favor de ampliar el aborto. El PP no lo fomentaba ni lo utilizaba como elemento electoral, al contrario de lo que hacen los socialistas.

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ha insistido desde Singapur en las mismas ideas de Blanco y Aído recordando las cifras de abortos en las legislaturas del PP.

El aborto, España y Europa

José Blanco, afirmó que el Gobierno “no va a dar ni un paso atrás” en referencia a la reforma de la ley y defendió que las niñas de 16 años aborten sin el consentimiento de sus padres ya que, según el vicesecretario del PSOE, “es difícilmente comprensible que sean maduras para formar una familia y no para interrumpir su embarazo”.

Sobre las manifestaciones próvida del pasado domingo, 29 de marzo, Blanco acusó al PP de “doble moral”. “Los socialistas no quieren para España la hipocresía”, que a su juicio, “practican aquellos que por la puerta de atrás abortan y luego van en la cabecera de las manifestaciones”.

Blanco dijo que el Gobierno iba a actuar “con el máximo rigor” para “equiparar” a España con los países Europeos en relación a la legislación sobre el aborto. En relación a esta intención del Ejecutivo de Zapatero, cabe citar el caso del Reino Unido que tiene una ley como la nuestra y en ningún momento se ha planteado reformarla para ampliar el aborto.

Cabe preguntarse si el cariz que está tomando el debate sobre el aborto no beneficia a Zapatero que pretende hacer reaccionar a su electorado con la inestabilidad social que ha generado el aborto y los ataques a la Iglesia. De esta forma el líder socialista desviaría la atención de la crisis centrándola en otros temas. Zapatero es consciente que si pierde las elecciones será más por la abstención de sus votantes desilusionados que por el incrementos de votos del principal partido de la oposición, el PP. Por ello busca fórmulas para hacer reaccionar a su electorado.

“Rechazamos el aborto porque somos de izquierdas”

Por otro lado el colectivo Solidaridad de España ha publicado un comunicado en el que explica que su pertenencia a la izquierda es lo que hace que “defienda el derecho a la vida del no nacido desde su concepción hasta la muerte natural”.

La organización se opone así al aborto y a la reforma de ley iniciada por el PSOE. En el texto precisan “somos socialistas y nos oponemos al aborto y a su legalización” ya que “es un odioso acto de violencia realizado contra los no-nacidos y contra las madres”.

No hay comentarios: