miércoles, 10 de diciembre de 2008


Con asistencia del Papa, el Vaticano celebra con un concierto la Declaración Universal de Derechos Humanos
Redacción - 11/12/2008
Con ocasión del 60 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos que ayer se celebró con más o menos pompa en numerosos países, en el Vaticano se han desarrollado numerosos acontecimientos evocando la importancia de este aniversario.
La Declaración Universal de Derechos Humanos fue el primer instrumento que estableció lo que han pasado a ser valores universales en la actualidad: que los derechos humanos son inherentes a todos y conciernen a la comunidad internacional en su totalidad. Redactada por representantes de todas las regiones y las tradiciones jurídicas, la Declaración Universal ha resistido la prueba del tiempo y los ataques basados en el “relativismo”. La Declaración y sus valores básicos, incluidos la no discriminación, la igualdad, la equidad y la universalidad, se aplican a todas las personas, en todos los lugares y en todo momento, por eso es que la Declaración Universal de Derechos Humanos nos pertenece a todos.

En un mundo amenazado por las divisiones raciales, étnicas, económicas y religiosas, la emisora oficial del Vaticano recordaba ayer que “tenemos que defender y proclamar, más que nunca, los principios universales de justicia, equidad e igualdad que pueblos de todas las latitudes consideran tan importantes y que fueron consagrados primeramente en la Declaración Universal de Derechos Humanos”.
El pensador alemán Jurgen Habermas, premio Brunet 2008, por su compromiso en la defensa moral de los DDHH
Redacción - 11/12/2008
El jurado del Premio Internacional Brunet 2008 pro Derechos Humanos, ha concedido el galardón al pensador, sociólogo y filósofo alemán Jurgen Habermas, por su compromiso moral en la defensa de la justicia y los derechos humanos. La candidatura del profesor Habermas fue presentada por la doctora Marta Rodríguez Fouz, del Departamento de Sociología de la Universidad Pública de Navarra.
El anuncio se realizó en la mañana de ayer en el Rectorado de la Universidad Pública de Navarra, en un acto en el que estuvieron presentes los profesores Alberto Pérez Calvo y Patricio Hernández, vicepresidente y secretario del jurado, respectivamente. El profesor Habermas cuenta con otros prestigiosos premios, entre los que cabe citar: el Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (2003), los premios Hegel (1974), Sigmund Freud (1976), Adorno (1980). Es Miembro de la Academia Alemana de la Lengua y "doctor honoris causa" por la universidades de Jerusalén, Buenos Aires, Hamburgo, Utrecht, Evanston, Atenas, Tel Aviv y de la New School for Social Research de New York.

No hay comentarios: