sábado, 13 de diciembre de 2008

FECUNDACION ASISTIDA


El Vaticano abre la puerta a la fecundación asistida entre cónyuges
13.12.08 | 07:43. Archivado en Bioética


El Vaticano ha actualizado sus posturas contrarias a cualquier manipulación de los embriones, que declara personas desde el primer momento. Pero por primera vez entreabrió a sus fieles una puerta a la fecundación asistida, siempre entre cónyuges y de ninguna manera in vitro, porque se desechan embriones y porque un hijo "no debe ser el producto de un laboratorio".

Ayer se presentó la instrucción Dignitas personae sobre bioética, obra de la Congregación para la Doctrina de la Fe que dirige el cardenal Joseph Levada. El documento reitera el no a la investigación con células madre embrionarias, a la selección de embriones incluso para prevenir enfermedades o a la conservación de embriones congelados.

La instrucción admite por primera vez la procreación asistida, pero únicamente "dentro del matrimonio" y "en el respeto a la dignidad de las personas". En una tímida apertura respecto a la Donum vitae de 1987, que declaraba ilícitas todas las técnicas de ayuda a la fecundación, ahora "son lícitas todas aquellas que respeten el derecho a la vida y a la integridad física de todos los seres humanos y de la unidad del matrimonio". Admitidas, por ejemplo, las que remueven los obstáculos a la fertilidad de la pareja.

El documento firmado por Levada actualiza la instrucción Donum vitae, en la que los expertos del Vaticano decidieron no definir el embrión como persona "para no empeñarse en una afirmación de índole filosófica". Ahora, el texto incluye esa precisión, obligada a juicio de la Santa Sede "por el desarrollo de las técnicas de fecundación, reproducción y clonación". Y alerta a los investigadores de que "no deben colaborar con el mal".

Miguel Mora (El País)

No hay comentarios: